ACTUALIDAD

«Le suplico me dé la eutanasia», el doloroso mensaje de una joven

8 febrero, 2018 Agence France-Presse

Paula Díaz Ahumada, de 19 años, afectada por una enfermedad no diagnosticada que le genera fuertes dolores, recurrió a la presidenta de Chile, la socialista Michelle Bachelet, para pedirle que se autorice su eutanasia.

«Solo pido descanso, le suplico que me dé la eutanasia, no soporto mi cuerpo», asegura en su desgarrador mensaje Paula, retorcida de dolor, a Bachelet, pediatra de formación.

«No tengo descanso ni de día ni de noche, le suplico con toda mi fuerza que me venga a ver porque ya no puedo esperar más. No comprendo, no puedo comprender, si hemos hecho de todo y sigo luchando para que ella me escuche», dice en un video que circula por internet en el marco de la campaña #JusticiaParaPaula.

Paula asegura que su cuerpo está «desgarrado» y no puede apoyar ninguna parte que no le duela. Ni siquiera su madre, María Cecilia Ahumada, quien ha tenido que dejar de trabajar para cuidarla día y noche, la puede abrazar. «Todo me quema», asegura la joven postrada en su cama.

«¡Quiero pedir ayuda y ya no sé como hacerlo!», clama, antes de asegurar que no quiere pasar por más hospitales porque «nada le calma».

Según la prensa local, en 2013 la joven empezó con cefaleas persistentes, seguidas por dolores corporales e insensibilidad de las articulaciones. Actualmente, los dolores ni siquiera le permiten dormir y prácticamente no puede abrir los ojos porque la luz le quema.

Eutanasia no es legal 

Paula no puede sentarse ni ponerse de pie ni estar por más de cinco minutos en la misma posición.

Tras pasar por muchos hospitales, no existe un diagnóstico concluyente de su enfermedad.

Su hermana Vanessa ha declarado a la prensa local que los problemas que padece Paula comenzaron a surgir como consecuencia de la administración de una vacuna.

En Chile, como en la mayoría de los países, la eutanasia no es legal, aunque en la Comisión de Salud del Congreso hay un proyecto para despenalizarla que pretende no criminalizar al equipo médico que pueda practicarla, y establecer un procedimiento que respete la voluntad del paciente.

Te puede interesar: Gratitud, Venezuela y la ONU, la cita de Trump y Morales

 

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS