ACTUALIDAD

Extorsiones a todo nivel

23 junio, 2017 Estuardo Gasparico

A diario se registran entre 16 y 20 denuncias por los cobros ilegales de que son víctimas miles de familias y empresas en el país ¿hasta cuándo?

En estos tiempos, hablar de extorsión es referirse a un delito que se ha extendido como un cáncer en todo el país, ante la incapacidad de las autoridades para combatirlo de manera efectiva y mucho menos, para prevenirlo.

La especialista en seguridad, Corine Dedick, ha denunciado que durante los últimos diez años se han registrado casi 50 mil denuncias por este tipo de delito ante el Ministerio Público (MP), de las cuales, solo un 16  por ciento ingresó al Organismo Judicial y únicamente el 5 por ciento del total de las denuncias terminó con una sentencia condenatoria.

Este tema es uno de los principales que presentamos a ustedes en esta edición de ContraPoder, tomando en cuenta que los resultados de nuestra investigación coinciden con las cifras reveladas en un informe de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) según el cual, las denuncias de extorsión contrastan con la percepción común de que el sector del transporte es el más afectado por ese delito, ya que el 70 por ciento de las denuncias por extorsión son a residencias; 23 por ciento a negocios; y 6 por ciento al transporte. “Sin embargo, esos datos solo reflejan la información a partir de las denuncias, lo que no necesariamente refleja la situación real del delito, ya que se desconoce la cifra negra del mismo.  O sea, las extorsiones que no se denuncian.

Dedick recalca que al no tener clara la magnitud del fenómeno, es difícil trabajar en soluciones eficaces para contrarrestar el delito y de hecho, las instituciones que están relacionadas con el combate a las extorsiones, aún no manejan un diagnóstico consensuado.

Por ejemplo, la división de la Policía Nacional Civil (PNC) a cargo de los casos de extorsión supone que un 80 por ciento sale de las cárceles, mientras que el Ministerio Público estima que es un porcentaje menor y la Dirección General del Sistema Penitenciario afirma que menos del 5 por ciento de las extorsiones sale desde algún centro carcelario. 

O sea, que desde ahí viene la incapacidad para enfrentarse a estas estructuras delincuenciales, las que se aprovechan de las debilidades de la infraestructura y del desorden gubernamental, para continuar haciendo de las suyas.

Sobre el particular, el analista Jorge Benavides opina que “en un país donde sólo el 70 por ciento de las personas que son víctimas de un delito lo denuncian ante las autoridades, comprender el fenómeno de las extorsiones es altamente complicado, contando para ello con una muestra probablemente poco representativa de un hecho que afecta día con día a más personas en el país, con una escalada en la tendencia que dista mucho de un escenario prometedor”.

Se afirma que solamente entre 2013 y 2014, el MP presentó un incremento de 11.39 por ciento en las denuncias por extorsión, mientras que la PNC registró un incremento de 21 por ciento. Y durante la gestión del presente Gobierno, se han registrado, en promedio, entre 16 y 20 denuncias al día por extorsión, dependiendo de la fuente que se tome como referencia.

Ahora bien, lo importante no son las cifras, discordantes o no, sino cómo disminuirlas, lo que no se logra a pesar de los cientos de personas capturadas en operativos.

Y la solución no es complicada, pues según Fundesa, consiste en dotar de recursos, personal y equipo a las instancias que dan seguimiento al tema, no sólo dentro del MP, sino a las instituciones de apoyo como el Comando Antisecuestros y contra las Extorsiones dentro de la PNC, al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) y a juzgados especializados para estos casos ¿Es esto tan difícil? Porque recursos sí hay. Solo falta invertirlos.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS