ACTUALIDAD

Finge una vida amorosa por años en Twitter y ahora es investigada por la policía

10 febrero, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

Es común que queramos dar la mejor versión de nuestra vida en las redes sociales, pero inventarse una y fingir por cuatro años es una exageración que puede acarrearnos problemas serios.

En esta historia ocurrida en Escocia el engaño se hizo “robando” fotos a otras personas para luego editarlas para que parecieran propias. La protagonista llegó al extremo de tomarse el tiempo de seguirlos para tomar fotos en el mismo lugar.

Suplantando identidades 

La historia comenzó a dar vueltas en redes sociales. Jill Sharp, una mujer escocesa fue acusada ante la policía por una pareja, Graham McQuet y Marianne Stirling, luego de ser alertados por amistades de Sharp que sus fotos habían sido robadas para crear una vida idílica.

Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.
Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.

Conocidos de Sharp comenzaron a sospechar de las historias contadas en sus redes sociales porque luego de cuatro años aún no conocían a su prometido, con quien decía que se casaría en junio de 2017. El periódico Daily Record reportó que los amigos de Sharp se dieron cuenta que las fotografías no se veían normales y que algunas parecían editadas.

Al buscar en las redes sociales dieron con McQuet y Stirling. Les alertaron sobre las alteraciones y la pareja la reportó a la policía de Cumbernauld, poblado de North Lanarkshire, Escocia. Como en un inicio no había mucha evidencia la investigación no prosperó, pero tras ser alertados por el Daily Record decidieron continuar indagando más, pues Sharp llegó al punto de seguir los pasos de la pareja para hacerse fotos en los mismos lugares, como un viaje hecho a Londres por la pareja, a donde luego fue Sharp.

Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.
Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.

Jill Sharp, por el otro lado, dice que no sabe de lo que se le acusa. La mujer de 31 años vive con sus padres y se cree trabaja en el campo de la salud mental.  Ella dice que tiene una pareja a quien sus amigos conocen y no entiende por qué alguien crearía una cuenta falsa a su nombre para hacerla ver mal.

Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.
Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.

Las cuentas de Twitter de McQuet (GrahamMcQuet), Stirling (@mariannestir11) y las supuestas cuentas de Sharp (@champagne_loyal, @galexander1690) fueron dadas de baja y solo quedan los tweets y las menciones de otros usuarios en Twitter.

Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.
Captura de pantalla de las imágenes de las cuentas de Twitter compartidas por Daily Record.

Para darle un giro más extraño a la historia, se supo que Graham McQuet fue condenado por agresión a un bebé de 7 meses en 2015, a lo que fue sentenciado con 150 horas de trabajo comunitario, reportó el Daily Record posteriormente.

Información: Daily Mail, The Sun, Daily Record.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS