ACTUALIDAD

Fundación Esperanza de Vida realiza quinta donación al Gobierno

26 julio, 2017 Paolina Albani Diario Digital

La Fundación Esperanza de Vida realizará una nueva donación al Gobierno, la quinta en menos de dos años, que consiste en módulos de equipo hospitalario. El presidente Jimmy Morales la recibió con esta frase: “Los milagros suceden para que los que no creen pueda creer”.

Los insumos se destinarán al Ministerio de Salud para equipar hospitales y centros de salud, pero también a los Bomberos Municipales Departamentales.

Seguimos recibiendo estas donaciones con buenos ojos porque hay muchos lugares a los que podemos beneficiar. Ustedes -la fundación- siguen siendo un canal de bendiciones para nuestro país. Pensamos que Dios seguirá proveyendo”, agregó Morales.

La entrega se realizó en Río Hondo, Zacapa, en la sede de la Fundación.

La Fundación donó en una primera ocasión, en enero de 2016, lotes de medicamentos valorados en Q100 millones, pero la mayoría estaban cerca de caducar. La segunda vez donaron equipo médico y medicinas, esto fue en marzo del mismo año. La tercera fue en octubre.

Carlos Vargas, fundador de la organización donante, dijo:

esta es nuestra quinta donación. Lo hacemos porque queremos apoyar a la gente, al gobierno, a los hospitales. Esta donación simbólica no tiene precio, cuesta millones. Solo las mascarillas cuestan Q15 millones, pero no le pongan precio”.

En enero de 2016 el Presidente expresó lo siguiente sobre las donaciones: “Qué vergüenza vivir de regalado… está bien por un tiempo, está bien ahora que tenemos necesidad; pero tenemos que ser tan grandes que llegue en momento que en vez de estar pidiendo, empecemos a dar”.

Cuando Jimmy dijo que quería ser Presidente

Vargas contó que en el tiempo de Otto Pérez Molina, Morales se le acercó para decirle que quería ser el Presidente número 50 de Guatemala.

Me preguntó qué creía de la idea de ser Presidente. Le dije: Jimmy solo un milagro de Dios. Si Dios quiere vas a ser Presidente y lo único que podemos darte es una oración”, contó Vargas.

En cosa de seis meses sucedió algo grande, y aparece otro presidente por cuatro o cinco meses. Y me dijo -Jimmy- quizá sí me toca. Allí empecé a creerle que lo iba a hacer”.

Agregó “le hice la promesa que haría lo imposible por apoyarlo, por acabar con la corrupción, por acabar con el hambre. Que dejen de morirse niños a causa de la desnutrición, acabar con la violencia. Si no lo lograramos todo vamos a poner al menos la base”.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS