ACTUALIDAD

#Galería Así viven los agentes de la PNC en las Comisarías y Subestaciones

28 mayo, 2017 Paolina Albani Diario Digital

Plagas, colchones viejos y sucios, literas oxidadas y vencidas, escasez de agua, duchas a guacalazos y habitaciones que parecen calabozos, así viven los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) en las comisarías y subestaciones cuando están de guardia.

Esto según el diagnóstico de las auxiliaturas de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), que han visitado hasta el momento los siguientes departamentos del país:

  1. Huehuetenango,
  2. San Marcos,
  3. Quetzaltenango,
  4. Retalhuleu,
  5. Chiquimula,
  6. Jutiapa,
  7. Jalapa,
  8. Zacapa,
  9. Ciudad Capital

El objetivo es constatar en qué condiciones laboran los agentes. “Muchas veces hay una exigencia con relación a los resultados, pero la situación en la que ellos viven disminuye su capacidad de respuesta al combate a la violencia”, dijo el defensor de la PDH.

¿Qué encontraron?

Paredes aseguró que los resultados entre unas y otras comisarías y subestaciones son similares. Las imágenes que mostramos son de la visita a comisarías de Chiquimula, Zacapa, Jutiapa y Jalapa.

ComillasEn el área donde pernoctan se puede observar un total abandono. La infraestructura no es adecuada para la cantidad de agentes que hay en cada una de las comisarías, estaciones o subestaciones. Se ha identificado que en algunas, incluso, hay plagas.

Los agentes nos han enseñado sus colchonetas donde nos indica que hay chinches o pulgas y logramos verificar que hay una gran cantidad de zancudos. Ellos trataron de coordinar con el Ministerio de Salud para fumigar el lugar. Sin embargo, en muchos casos respondieron que son los agentes quienes deben de poner la gasolina del vehículo”, contó Paredes.

“En una subestación de Teculutan, Zacapa, es tal el hacinamiento que no caben las literas y algunos las tienen en el corredor. En Chiquimula, las literas son viejisimas, están oxidadas. Los colchones son viejos, normalmente están sucios, húmedos, o no tienen soporte.

La mayoría no cuentan con duchas y optan por bañarse afuera, en las pilas de las casas. Tienen mala iluminación, viven en penumbra. Además los focos los compran ellos porque nadie se los proporciona. En algunos casos tienen limitada el agua”.

Pero eso no es todo, los insumos de trabajo también son escasos y en muchas ocasiones dan aportes para poder comprar los materiales que se agotan.
“Cada tres meses les llevan hojas, folders, tinta, pero no les es suficiente. Tienen cuotas de Q5 o Q10 para las compras”.

ComillasEl 40 por ciento de las patrullas que tienen asignadas están descompuestas en mal funcionamiento. Muchas veces hacen el ajustón para poder comprar el repuesto para seguir dando el servicio. No las envÍan para reparaciones porque pasan meses sin que se las regresen, o años”.

Los agentes trabajan siete días y descansan cuatro. Estando en guardia tienen turnos de ocho horas por grupo.

Ricardo Guzmán, viceministro de Seguridad del Ministerio de Gobernación (Mingob), se limitó a decir: “hacemos todos los esfuerzos para construir sedes propias y se ha instruido para que se hagan los remozamientos necesarios mientras eso sucede. Hay varias sedes que se van a completar pronto”.

Canal Antigua Digital intentó contactar al director de la PNC, Nery Ramos, pero no atendió la llamada de esta redacción.

También puedes leer: ¿Cuánto vale la vida de un policía para el MINGOB?

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS