Canal Antigua

Somos información

Gimnastas alemanas usan uniforme contra «sexualización»

3 minutos de lectura

El equipo de gimnasia femenino de Alemania ha renunciado a los uniformes con corte de bikini y optado por las versiones de cuerpo completo en los Juegos Olímpicos de Tokio, en lo que la Federación Alemana de Gimnasia ha calificado como una declaración en contra de la «sexualización».

Los trajes, que el equipo usó en sus calificaciones en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el domingo, cubren las piernas hasta el tobillo y contrastan con los leotardos de corte alto que usan muchas otras gimnastas en los Juegos Olímpicos.

«Se trata de lo que se siente cómodo», dijo la gimnasta alemana Elisabeth Seitz. «Queríamos mostrar que cada mujer, todo el mundo, debería decidir qué ponerse», agregó.

El equipo también usó esos leotardos durante su entrenamiento de podio en el Ariake Gymnastics Center el jueves después de estrenarlos en abril en los campeonatos europeos en Basilea, Suiza.

Los atuendos son una declaración contra la «sexualización en la gimnasia», dijo la Federación Alemana de Gimnasia en abril, y agregó: «El objetivo es presentarse estéticamente, sin sentirse incómodo».

Según la Federación Internacional de Gimnasia, el organismo rector de la gimnasia competitiva, se permite la vestimenta de gimnasia con mangas completas o medias y cubiertas para las piernas en la competencia, siempre que el color coincida con el leotardo.

Seitz dijo que otros atletas habían respondido positivamente a los uniformes y que esperaba que otros se sintieran libres de usar la prenda de su elección en el futuro.

«La mayoría de la gente fue positiva al respecto. Pero después de los campeonatos europeos, el tiempo era demasiado corto para que otros diseñaran un mono. Tal vez en el futuro. Realmente lo esperamos», dijo Seitz.

El apoyo de los entrenadores en los Juegos Olímpicos

El equipo dijo que tomó la decisión de usar los uniformes en los Juegos Olímpicos como grupo y fue apoyado por sus entrenadores.

«Las chicas tuvimos una gran influencia en esto», dijo la gimnasta Sarah Voss. «Los entrenadores también estaban muy interesados. Dijeron que querían que nos sintiéramos más seguras y cómodas en cualquier caso. Simplemente te hace sentir mejor y más cómoda», afirmó.

Seitz subrayó que usar ese uniforme era una cuestión de elección y comodidad.

«Decidimos que este es el traje más cómodo para hoy», dijo Seitz después del entrenamiento de podio el jueves.

«Eso no significa que no queramos usar el leotardo normal más. Es una decisión día a día, basada en cómo nos sentimos y qué queremos. El día de la competencia, decidiremos qué ponernos», aseguró.

 

*Con información de CNÑ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *