ACTUALIDAD

Guatemala, de nuevo en la palestra

1 septiembre, 2017 Estuardo Gasparico

Cuando en el extranjero se difunden noticias sobre nuestro país, casi nunca son buenas, lo que se comprobó de nuevo esta semana.

Seguramente, usted ya escuchó y vio hasta el cansancio todas las versiones de lo ocurrido esta semana alrededor del presidente Jimmy Morales y su controvertida orden de expulsar del país al comisionado Iván Velásquez. De todas maneras, en este número de ContraPoder le ofrecemos no solo la cronología de los hechos, sino la opinión de expertos sobre lo que podría ocurrir.

Lo que planteo en esta columna es que, como siempre ocurre, Guatemala volvió a ser mala noticia en el extran- jero, para escarnio nacional y preocupación de los conna- cionales que viven fuera de nuestras fronteras.

Entre la andanada de notas de prensa que cualquiera puede ver por medio de internet, me llamó la atención un reportaje publicado el lunes 28 en el prestigioso diario estadounidense The New York Times por la periodista Elisabeth Malkin, que tituló “Confrontación en Guatemala sobre la investigación del presidente” y del cual, me permito parafrasear de manera resumida algunos párrafos:

“El presidente Jimmy Morales, un excómico de la televisión, ha lanzado a Guatemala hacia una nueva crisis, ordenando que el respetado jefe de un panel respaldado por las Naciones Unidas contra la corrupción sea expulsado después de que éste decidiera investigarlo.

La orden del presidente el domingo contra Iván Velás- quez, creó un alboroto de oposición y fue temporalmente bloqueado por el Tribunal Constitucional, los principales jueces de la nación.

El enfrentamiento entre ellos y el presidente ha repercutido más allá de Guatemala. Los Estados Unidos y la Organización de las Naciones Unidas condenaron la acción de Morales como una bofetada a la rendición de cuentas en su país, históricamente uno de los más corruptos de América Latina”.

O sea que, de entrada, la nada honrosa afirmación de que somos uno de los países más corruptos. ¿Por qué será? Y continúa:

“La orden de expulsión del señor Morales lo opone a la mayoría de los guatemaltecos que han apoyado las amplias investigaciones iniciadas por el señor Velásquez y la señora Aldana, fiscales que se han convertido en héroes improbables en un país donde las élites políticas y económicas habían ejercido el poder sin control, durante mucho tiempo. ‘Creo que es justo decir que se trata de una crisis constitucional de las proporciones más graves’, escribió Eric L. Olson, un experto de Guatemala en el Wilson Center de Washington, en un correo electrónico, sugiriendo que las frágiles instituciones de Guatemala pueden ser incapaces de resistir la ruptura”.

O sea que en el extranjero hay profesionales especializados en el tema Guatemala y aquí, ni enterados. Y si el presidente Morales cree que solo aquí se opina lo siguiente, está muy equivocado: “Cuando el Sr. Velásquez y la Sra. Alda- na anunciaron una investigación que implicaba al hijo y hermano del presidente en un plan para falsificar recibos, Morales dejó de cooperar con la comisión anticorrupción, aunque no intentó bloquear la investigación”.

Y para rematar, en el texto se encuentra lo siguiente, sobre los esfuerzos fracasados por contrarrestar la corrupción: “Los legisladores, que están más comprometidos con los donantes que con los partidos políticos, aprobaron algunas leyes, pero las diluyeron y la reforma judicial fracasó en el Congreso. Y la poderosa comunidad empresarial, que había declarado que era hora de poner fin a la corrupción, retrocedió cuando nuevos casos arrasaron a los propietarios de compañías poderosas”.

Cada afirmación duele, porque refleja lo que muchos piensan de nosotros en el exterior. ¡Qué pena!

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS