Canal Antigua

Somos información

Hombre sobrevive a un encuentro casi mortal con un oso pardo

3 minutos de lectura

Un hombre de Alaska fue capaz de vendar sus heridas y llamar al 911 tras ser mutilado por un oso pardo que lo mordió varias veces en la cabeza.

Allen Minish, de 61 años, estaba realizando un reconocimiento de tierras cerca de Gulkana cuando «se acercó sin saberlo a un oso pardo adulto», según un comunicado del Departamento de Seguridad Pública de las Tropas del Estado de Alaska.

Minish estaba solo y a unos 800 metros de la carretera cuando el oso arremetió contra él, según el informe.

«De repente, miré hacia arriba, y a unos 9 metros de distancia, estaba este oso pardo de buen tamaño», dijo Minish a KTUU, afiliada de CNN. «Y me miró, y vino hacia mí. Y pensé: ‘Genial’».

Minish trató de refugiarse detrás de unos arbustos, pero no le proporcionaron ninguna protección, dijo a KTUU. Cayó hacia atrás cuando el oso se acercó a él y le agarró la mandíbula inferior para intentar evitar que le mordiera.

«Porque si agarras la mandíbula inferior de un perro, no puede morderte», dijo a KTUU. «Así que me hice un agujero en la mano con su molar, pero no pudo cerrar la boca. Y lo único que hizo fue arañar mi mano con la superior».

Pero el oso sacudió la cabeza y le apartó la mano.

«Cuando hizo eso, se abalanzó, me agarró la cabeza, dio el primer mordisco, se relajó y dio el segundo, que fue más fuerte», dijo a KTUU. «Y fue entonces cuando me rompió todos los huesos y parte de la cabeza».

El oso lo soltó y Minish rodó por el suelo tratando de proteger su cara y su cabeza con los brazos hasta que se fue, informó KTUU.

El hombre utilizó su camiseta y su chaleco de topógrafo para intentar detener la hemorragia de su cabeza, pero aún así tuvo que limpiarse la sangre de los ojos y de su teléfono para pedir ayuda, dijo a KTUU.

Los policías y el personal local de bomberos y rescate pudieron localizar a Minish y llevarlo hasta la carretera Alaska Pipeline, según el despacho. Un equipo médico rehizo sus vendajes allí y lo llevó al aeropuerto de Gulkana, informó KTUU.

Fue trasladado en avión al Providence Alaska Medical Center de Anchorage, que se encuentra a unos 112 kilómetros de distancia. Un portavoz del hospital dijo que Minish estaba en buenas condiciones el jueves.

Tuvo problemas para dormir el martes por la noche porque estaba pensando en lo ocurrido, pero dijo a KTUU que está tratando de mantenerse de buen humor e incluso bromea con las enfermeras.

«Intento mantener el ánimo todo lo que puedo; trato de no hundirme en la lástima», dijo a KTUU. «No me hace ningún bien ya que decidí que iba a vivir.

El oso abandonó la zona y no fue encontrado.

«No hay esfuerzos en curso para localizar al oso en este incidente, ya que no se considera una amenaza para la seguridad pública en este momento», dijo el responsable de información pública del Departamento de Seguridad del Estado de Alaska, Austin McDaniel, a CNN en un correo electrónico.

Minish dijo a KTUU que el oso solo estaba caminando y no estaba haciendo nada malo.

«Fue solo, lugar equivocado, momento equivocado para mí y el oso», dijo a KTUU. «Y todo sucedió tan rápido».

*Con información de CNÑ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *