ACTUALIDAD

Identifican a niña migrante guatemalteca que falleció en EE.UU.

14 diciembre, 2018 Mario Ramirez

La migrante de 7 años que murió horas después de que fuera puesta en custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP) fue identificada como Jakelin Amei Rosmery Caal Maquín, según informó Tekandi Paniagua, cónsul de Guatemala en Del Rio, Texas, a Michelle Mendoza de CNN en Español el viernes 7 de diciembre.

Paniagua dio a conocer que la niña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, emigraron desde Raxruhá, Alta Verapaz, Guatemala, un departamento de población mayoritariamente indígena al norte del país. Caal y su hija fueron detenidos junto con un grupo de migrantes cerca de Nuevo México el jueves 6, refirió.

La niña presentaba un cuadro de fiebre alta y vómitos cuando fue llevada a la estación de CBP en Lordsburg, Nuevo México, donde fue asistida por el cuerpo médico, agregó.

Al día siguiente la condición de Jakelin empeoró y comenzó a tener convulsiones, por lo que fue trasladada por vía aérea a un hospital en El Paso, Texas.

Según Paniagua, su padre viajó a El Paso en vehículo. La niña murió a la mañana siguiente. Había cumplido 7 años el 3 de diciembre.

Ese sábado, las autoridades consulares hablaron con Caal Cuz para explicarle la situación legal de su caso. El padre obtuvo un «permiso especial» para estar con su hija en el proceso de devolver el cuerpo de Jakelin a Guatemala y la comunicación con el hombre fue en q’eqchi, un idioma maya que se habla en Alta Verapaz.


El lunes 10 de diciembre, Paniagua se reunió personalmente con Caal Cuz, quien estaba devastado y pidió ver a su hija por última vez, lo cual, en coordinación con las autoridades de EE.UU., le fue concedido.

El paso es peligroso para los migrantes

«Desafortunadamente, los puntos en los que cruzan los migrantes ahora son más peligrosos y las distancias que recorren son más largas, lo que los hace enfrentar un peligro mayor debido al hecho de que no disponen de recursos como comida y agua, por no hablar de viajar con un niño de 7 años que es altamente vulnerable en un trayecto tan complicado”, concluyó Paniagua.

«Nuestras más sinceras condolencias a la familia de la menor», expresó en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa a la Patrulla Fronteriza.

«La Patrulla Fronteriza siguió todos los pasos posibles para salvar la vida de la menor bajo las circunstancias más difíciles. Como padres y madres, hermanos y hermanas, sentimos empatía por la pérdida de cualquier menor», indicó.

Lee más: Niña guatemalteca que viajaba en la caravana migrante fallece en EE.UU.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS