Diputados que integran la bancada TODOS, en el Congreso de la República, entregaron una nueva iniciativa de ley que busca que todos los empleados públicos que reciban más de 15 mil quetzales mensuales, paguen un impuesto equivalente al 20 por ciento de su salario. El impuesto sería denominado “Impuesto Temporal para Emergencia COVID-19” estaría orientado para la cobertura de la pandemia.

Esta propuesta, que se buscaría sea aprobada de urgencia nacional, indica que lo recaudado iría dirigido para compra de pruebas de COVID-19 y para bonos de riesgos para empleados que atienden a pacientes durante la emergencia.

La iniciativa especifica que el impuesto va dirigido para todos los funcionarios y servidores públicos, así como asesores que desempeñen actividad técnica o profesional en los tres organismos de Estado.

Se incluye también a quienes trabajen en instituciones descentralizadas, autónomas y las instituciones que ejercen control político y administrativo, así como diputados del Congreso.

Los trabajadores que se desempeñen en las áreas de la salud especialmente en el proceso asistencial, expuestos al COVID-19, quedan afuera de esta disposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí