ACTUALIDAD

¡Llegó el verano! Y los rayos UV…

25 marzo, 2018 Redaccion Contrapoder

Entonces, resulta imprescindible tomar precauciones para evitar que una desmesurada exposición a los rayos UV pueda llegar a afectar su salud, pues se corre el riesgo de padecer, en el futuro, de cáncer de piel. Esto no significa que usted deba quedarse encerrado en casa, sino más bien tomar medidas para disfrutar sin complicaciones.

Un error común es que muchas personas limitan las precauciones a cuando están en la playa o la piscina, olvidando que cualquier actividad que se lleve a cabo bajo el ardiente sol de verano con poca ropa, ya sea caminar, correr, practicar deportes o simplemente compartir un almuerzo al aire libre, también requiere de cuidados.

Bronceado saludable

Si su programa es asolearse o nadar, evite hacerlo entre 10 de la mañana y 4 de la tarde, porque es cuando el sol irradia con más fuerza. Utilice un filtro con factor de protección solar 50 –la más alta- y vuelva a untarse cada vez que sale del agua, pues esta lo remueve. También úselo en el rostro y resto de la piel descubierta, si da un paseo.

No se exponga directamente al sol más de una hora diaria, y hágalo en las primeras horas o al final de la tarde. No cabe duda de que una persona bronceada se ve espectacular en la temporada veraniega, siempre y cuando no conlleve posteriores lesiones cutáneas como enrojecimiento, irritación o desprendimiento de la piel.

Use para el baño un jabón natural, por ejemplo de glicerina, o con el mínimo de componentes químicos, y nunca recurra al pashte después de asolearse. Luego, aplíquese una crema hidratante, para que al día siguiente, en especial si piensa continuar tomando sol, la piel esté recuperada.

La ropa también importa

Protéjase con un sombrero fresco de ala ancha y camisa, pues la piel del rostro y el torso es más frágil que los brazos y piernas, por lo general más adaptados y resistentes a la exposición. Asimismo, recuerde que el agua y la arena potencian el reflejo de la luz del sol, por lo que es importante que use lentes oscuros con protección UV.

Aunque la ropa de tonos claros, en especial de color blanco, es la más habitual en el verano, la oscura le brindará mejor protección. Prefiera telas ligeras de lino o algodón, en lugar de las elaboradas con materiales sintéticos. Y aunque las prendas de trama abierta, tipo croché, lucen muy vistosas, mejor si escoge las de trama tupida, para que no se filtre el sol.

Otro complemento son los sombreros. Hay de lona y estilo explorador, pero estos últimos provocan sudoración del cuero cabelludo y concentran el calor en la cabeza. Los de paja o palma son más cómodos, livianos y frescos.

Tome en cuenta QUE:

-No hay ningún filtro solar que bloquee completamente los rayos del sol; solo los mitiga.

-La ropa clara es más alegre, pero la oscura protege más.

-Las faldas y vestidos, así como las camisas y los pantalones, deben ser holgados: disminuyen la sudoración y mantienen el cuerpo más fresco.

-Compre sus lentes de sol en ópticas y cerciórese de que tienen protección UV.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS