ACTUALIDAD

Lo volvieron a hacer y aquí no pasa nada

22 noviembre, 2017 Estuardo Gasparico

Existe una regla básica para lograr que cualquier persona que se porta mal, aprenda a ser más responsable y es aplicando un castigo a manera de lección. De lo contrario, reincidirá. ¿O no es así?

Por tercera vez en el año y por enésima en los últimos quinquenios, muchos tramos carreteros fueron obstaculizados durante dos días con el consiguiente caos vehicular que afecta a familias, empresas y personas particulares. Y no pasa nada.

Y todo comenzó hace pocos días, cuando los directivos del llamado Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) decidieron que el martes y miércoles de esta semana bloquerían más de 20 áreas de la maltrecha red vial del país, sin importar a quién le afectara.

Lo peor es que avisaron y lo hicieron, sin que el Estado moviera un dedo para impedirlo o al menos, regular las acciones de protesta que buscan una improbable renuncia del presidente Jimmy Morales y su gabinete de Gobierno; una casi imposible depuración del Congreso; la continuidad de la lucha contra la corrupción y la impunidad (aunque ellos actúan impunemente), etc.

De inmediato, los directivos del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), presentaron una denuncia ante el Ministerio Público (MP) en contra de de los representantes legales de Codeca, así como de todo autor material e intelectual, posibles financistas y cómplices, por los posibles delitos incurridos en los bloqueos o manifestaciones realizadas en diversas rutas del país.

El CACIF solicitó al MP que investigue de forma inmediata, a efecto de determinar a otros autores, cómplices y encubridores, debiendo solicitar las medidas correspondientes ante el juzgado respectivo, por los siguientes delitos:

  1. Atentado contra otros medios de transporte.
  2. Actividades contra la seguridad interior de la nación.
  3. Instigación a delinquir.
  4. Apología del delito.
  5. Sedición.
  6. Incitación pública.
  7. Atentado contra la integridad e independencia del Estado.

La entidad también entregó a las procuradoras adjuntas de la Procuraduría de los Derechos Hu- manos, así como al director de las auxiliaturas departamentales, un memorial que solicitaba garantizar los derechos fundamentales de los guatemaltecos en las manifestaciones anunciadas y realizadas. Pero no pasó nada.

Además, pidió que el ejercicio de los derechos de los manifestantes fuese coexistente con los derechos de la mayoría de los ciudadanos: “Hay pequeñas cooperativas que tienen que trasladar productos perecederos, que de no poder hacerlo les genera pérdidas económicas. En algunos casos hasta se ha dado pérdida de vidas porque se obstaculiza el paso a las ambulancias», hizo ver el líder empresarial. Pero de nuevo NO PASÓ NADA.

La pregunta aquí es: ¿Qué tiene que pasar para que pase algo que detenga tanta anarquía e irresponsabilidad? ¿Será necesaria otra revolución para que cambien las cosas?

También puedes leer: Codeca anuncia dos días de bloqueos en el país

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS