ACTUALIDAD

Los impuestos que regalamos

7 mayo, 2017 Carlos Menocal

La falta de inversión pública para responder a las necesidades de los contribuyentes y en el mejor de los casos una ineficiente gestión para atenderlas, da como respuesta desconfianza y resistencia al pago de los tributos.

Si a lo anterior se suman altos niveles de corrupción estatal que, como en el caso de Guatemala tienen tras las rejas por lo menos a un expresidente y a una ex vicepresidenta, así como a varios titulares de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), a ex ministros, empresarios, banqueros y otros funcionarios públicos de mandos medios, entonces esa negativa a cumplir con el pago de impuestos es más obvia.

Omar Franco, uno de los exsuperintendentes de la SAT, alias El de Anteojitos. Foto: Santiago Billy / Diario Digital.
Omar Franco,  ex superintendente de la SAT       Foto: Santiago Billy / Diario Digital.

Eso hace que la moral de los contribuyentes guatemaltecos ande por los suelos y que ellos se refleje en bajas tasas de carga tributaria, que resultan en déficit fiscales que terminan financiándose con endeudamiento.

Registra tus cuentas bancarias ante la SAT en tus libros contables. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.
Registra tus cuentas bancarias ante la SAT en tus libros contables. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.

Para los expertos, el primer paso del cambio está del lado de la cancha del Ejecutivo, pues debe demostrar eficiencia, calidad, honestidad y transparencia en el gasto. Pero sobre todo, invertir para que los guatemaltecos no solo lo perciban sino se sientan cómodos con los servicios públicos que le genere el pago de sus impuestos.

¿Qué es lo que sucede?, ¿por qué pasa?, ¿cómo lo ven los expertos? y las cifras diferenciales entre lo que pagamos de impuestos y lo que el gobierno invierte, puede leerlo en detalle en la edición 202 de revista ContraPoder.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS