ACTUALIDAD

Los riesgos de las pastillas para adelgazar ¿pueden ser mortales?

24 julio, 2017 Coralia Orantes Diario Digital

En las últimas semanas se avivó el debate de los riesgos que se corren al tomar pastillas para adelgazar, debido a la muerte de una mujer mexicana de 24 años por esta causa.

Medios locales reportaron que Lucero Priscila Garza Campos tomó unas pastillas de nombre Avitia durante un mes para perder el peso que había ganado durante su embarazo. Se enteró de ese supuesto medicamento por medio de las redes sociales que lo publicitaban como seguro y natural. Las consumió sin consultar a su médico.

Unas semanas después empezó a padecer fuertes dolores de cabeza por lo que fue llevada al hospital, pero su salud fue deteriorándose más. Luego de realizarle unos estudios, los médicos detectaron inflamación en el cerebro y posteriormente se determinó que el malestar se debía a las pastillas. Finalmente, tuvo un paro cardiorespiratorio que derivó en muerte cerebral y el 2 de julio falleció.

 ¿Qué son?

Avitia Cobrax pertenece a lo que se conoce como “productos milagro”. Desde hace algunos años varios países han prohibido la venta del Thermatrim y de otras marcas que comercializaban la misma fórmula, como es el caso de Avitia Cobrax, porque contienen elementos prohibidos en suplementos alimenticios.

Supuestamente, este producto quema calorías “por medio de calor, reduciendo el porcentaje de grasa corporal sin reducir músculo. Se recomienda cuidar la hidratación”. Se menciona que contiene ácido alfa lipóico, ácido linoleico conjugado, vitamina c, minerales, té verde, hipofosfito de calcio, ribosa, citrato de potasio, melón amargo, flor de jamaica, miristato de calcio, jengibre, resveratrol y N. acetil cisteína.

En el mercado informal, principalmente en redes sociales, se pueden encontrar muchos tipos de pastillas y té de las que incluso se desconocen sus componentes. Sin embargo, no faltan aquellos que se arriesgan al tomarlas sin siquiera revisar si son distribuidas ilegalmente.

¿Quién regula estos productos?

La ley dice que cualquier medicamento que se vende en el país debe ser aprobado por el Ministerio de Salud para proteger a quienes los consumen. Esto se rige por medio del Reglamento para el control sanitario de los medicamentos y productos afines.

Esta regulación incluye no solamente medicamentos, estupefacientes, psicotrópicos y sus precursores, productos fito y zooterapéuticos y similares, sino también cosméticos, productos de higiene personal y del hogar, plaguicidas de uso doméstico, material de curación, reactivos de laboratorio para uso diagnóstico, productos y equipo odontológico. Asimismo, regula los principios, normas, criterios y exigencias básicas sobre la eficacia, seguridad y calidad de los productos.

AFP PHOTO FRED TANNEAU / AFP PHOTO / FRED TANNEAU

De esa cuenta y debido a que tal dependencia no se alcanza para supervisar todo lo que se vende, los usuarios deben verificar que efectivamente esos productos han sido aprobados. Si no es así, debe denunciarse al teléfono 2365-6255 al 60.

Sin embargo, en su afán de adelgazar supuestamente sin esfuerzo, en lugar de denunciar muchas personas compran y usan estos productos poniendo en riesgo su salud pues no hay certeza de qué contienen y cómo les afectará.

Usar el sentido común

En general, nadie debería ingerir nada que no sea recetado y supervisado por un médico. El médico Matías Buffa señala que la automedicación ya es problemática, pero se puede agravar más si el origen de los “productos” es desconocido. Recomienda que sean recetados por un especialista y comprados en una farmacia.

via GIPHY

Acerca de estas pastillas tan publicitadas, debe tenerse conciencia que no son milagrosas y que en la mayoría de los casos las personas no perderán peso sino solamente su dinero e incluso su salud.

Si alguien realmente quiere perder peso debe hacerlo de la manera correcta, consultando a su médico y a un nutricionista. Según Donald Hensrud, del programa de Vida Sana de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, Estados Unidos, “la clave para bajar de peso es consumir menos calorías de las que uno quema”.

Por otro lado, Hensrud dice que el ejercicio físico es importante porque ayuda a mantener el peso alcanzado. Jamás se debe dejar de comer drásticamente. “Si se pierde peso mediante una dieta estricta o con la drástica limitación a 400 u 800 calorías por día, habrá más probabilidad de recuperar el peso con rapidez, a menudo en un plazo de seis meses, después de haber dejado la dieta”, finaliza.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS