ACTUALIDAD

Más y mejor educación para todos los ciudadanos

7 febrero, 2019 Maria del Carmen Acena

La educación es la inversión más grande que un país puede realizar por sus habitantes. En el siglo XXI la riqueza de las naciones dependerá de la capacidad, inteligencia e innovación de su recurso humano. En Guatemala luego de la firma de los acuerdos de paz, comprendimos que teníamos que realizar una reforma educativa para que todos los guatemaltecos tuvieran acceso al servicio y que el mismo fuera de calidad.

Durante casi una década se discutió respecto al nuevo currículo y hace varios años se puso en
marcha en los niveles de primaria y secundaria, se avanzó en la educación bilingüe intercultural y se montaron los sistemas de evaluación e información.

Además, se inició un nuevo modelo de gestión educativo, totalmente descentralizado, el Programa
Nacional de Autogestión para el Desarrollo Educativo (PRONADE). Este se convirtió en la estrategia de los guatemaltecos para aumentar cobertura de primaria y preprimaria en las áreas rurales,indígenas, más pobres, en especial, en la ZONAPAZ. Llegó a atender a casi un millón de niños y logró aumentar la cobertura educativa de la primaria de 72% en el año 1992 a más del 95% en el año 2008. Lamentablemente el programa fue clausurado por cuestiones políticas.

Lo terrible es que actualmente la cobertura de la primaria está cayendo, se calcula que es menor del 78%, al igual que la preprimaria que disminuyó de 57% a 46% en diez años. La calidad
educativa tampoco mejora. Recientemente el Ministerio de Educación (MINEDUC) presentó los
resultados de la prueba diagnóstica de los alumnos graduados en el año 2018. En lectura el logro fue de 32% y de matemática 9%. Sin embargo, cuando se desagrega por localización geográfica, modalidad de entrega, plan de estudio o rama de enseñanza, los resultados son pavorosos.

Por género, las mujeres obtienen el mismo logro en lectura que los varones, pero no así en
matemáticas (14% versus 9%). Los mayas, garífunas y xincas aprenden menos que los ladinos. En
el área rural solo el 8% obtiene el logro de matemática y 27% el de lectura. En las escuelas
municipales apenas un 19% obtuvo el logro de lectura y solo 2% de matemáticas. Resulta ser más
efectivo estudiar de forma regular o a distancia que en plan fin de semana.

A pesar de que algunos padres pagan colegios para la educación de sus hijos, el logro no es tan diferente como el promedio (36% en lectura y 13% en matemáticas). Los bachilleres tienen mejores resultados (35% lectura y 13% matemática) mientras que los maestros obtuvieron 32% de lectura y 4% de matemática. De aquí se puede deducir que difícilmente un maestro con este desempeño pueda enseñar lectura y escritura a un niño o niña y mucho menos matemáticas.

Antes se comentaba que la baja cobertura y la mala calidad de educación se debía a escasez de
recursos económicos, sin embargo, en la última década el financiamiento al MINEDUC se ha casi
triplicado, de Q5,792 millones (2008) pasó a Q16,677 millones (2019). Esto se debe a los aumentos salariales de los trabajadores de la educación, especialmente de los docentes, como resultado de tres pactos colectivos que se han firmado desde el año 2008, con incrementos salariales de 5% hasta 12% anual. En los pactos se otorgan además muchos privilegios como liberar del trabajo a varios sindicalistas, seguro médico, bonos, días de asueto y otros.

Definitivamente con el sistema que actualmente tenemos estamos condenados a la pobreza. Tener
aumentos masivos a los maestros sin exigirles resultados es desperdiciar recursos. Debemos
avanzar en contar con una buena formación de maestros y que se recluten a los más capaces. Los
aumentos salariales debieran ser con base en resultados y por mérito. Pongamos mucha atención a
la baja de cobertura. Se podría crear un incentivo a los docentes para retener a los alumnos y
premiar a los que logren su mejora continua. Darle más participación al sector privado para que de forma competitiva participe en brindar servicios y que el MINEDUC otorgue becas a jóvenes
generará oportunidades para los más necesitados. ¡Es el momento del cambio!

Comentarios

comentarios


ETIQUETAS


RELACIONADOS