ACTUALIDAD

Me atreví a decirle "me gustas" y no terminó como esperaba

20 marzo, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

“Tendría como 24 años cuando me pasó. Había conocido a este chavo unos años antes cuando trabajaba en un call center. Salimos un par de veces, pero no duró mucho tiempo. Después perdimos el contacto pues él renunció y al poco tiempo me cambié de cuenta.

Gracias, pero no gracias

Un par de años después nos volvimos a topar en otro call center y comenzamos a convivir más. De hecho salimos una o dos veces, en lo que pensé eran ‘citas’ y esas veces sentí que la química no se había terminado.

Nos tomamos de las manos, incluso nos besamos. En la convivencia sentí algo entre los dos y decidí tirarme al agua, decirle que todavía me gustaba y que todavía tenía sentimientos hacia él.

Ese día me arreglé, me puse tacones, un vestido lindo, me arreglé el cabello y me maquillé muy bien.

-Espérame después del turno.

Ilustración: Walter Wirtz
Ilustración: Walter Wirtz

Cuando salió no aguantaba mis nervios, me palpitaba el corazón muy rápido, me sudaban las palmas de las manos y de los pies. Todo el día había dudado si decírselo o no.

Lo tomé del brazo, lo vi a los ojos y le dije:

-Volver a salir contigo me hizo darme cuenta que todavía me gustas y tengo sentimientos hacia ti.

Se quedó callado un momento y luego respondió de la peor forma.

-Gracias. ¿Lo tendré en cuenta?

En ese momento mató todos los sentimientos que tenía hacia él, a la semana me enteré que tenía novia. Desde entonces no había pensado en él, hasta hace poco que estaba platicando con una amiga. A veces es bueno tomar riesgos, quizás no te lleve a dónde esperabas, pero siempre te dará una buena anécdota para contarle a tus amigas”

*Vivencia contribuida por Sheny A.*

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS