ACTUALIDAD

Melania Trump

16 febrero, 2017 Vanessa Nunez

Durante la toma de posesión de Donald Trump, dos cosas llamaron la atención: una, el repetitivo y agresivo discurso del nuevo presidente de Estados Unidos; y la otra, el rostro de Melania Trump, la tercera esposa del magnate inmobiliario, convertido en el 45º presidente de esa nación.

Melania Knavs, nació en 1970 en Novo Mesto, al sur de Eslovenia, antiguamente parte de Yugoslavia. Su apellido fue germanizado como Knauss. Este 20 de enero se convirtió en primera dama de Estados Unidos, siendo la primera que no tiene el inglés como lengua materna y la segunda en no haber nacido en suelo estadounidense.

Cuando niña, su padre manejó una distribuidora de vehículos y motocicletas fabricadas por el Estado y su madre, diseñó patrones en una fábrica de ropa para niños. Su infancia, que transcurrió junto a su hermana en un pequeño apartamento en Sevnica, fue modesta. Sin embargo, Melania asistió durante la secundaria a una escuela de diseño y fotografía en Ljubljana y luego a la universidad de dicha ciudad, donde estudió Arquitectura, pero sin llegar a graduarse.

Knauss es una mujer culta que habla seis idiomas: inglés, francés, italiano, alemán, serbo-croata y su idioma nativo, el eslovaco. Inició su carrera como modelo a la edad de 16 años. A los 18, fue contratada por una agencia en Milán. Fue así como en 1996, bajo contrato de una firma italiana, arribó por vez primera a EE.UU., donde trabajó sin contar con el permiso respectivo.

Pronto su figura aparecería en revistas como Harper´s Bazzar, Allure, Vanity Fair, Vogue, GQ, entre otras.

En 1998 conoció a Donald Trump, durante una fiesta en Nueva York ofrecida por Fashion Week. Meses más tarde, el multimillonario haría pública su relación durante el show de Howard Stern y Melania reaparecería durante el lanzamiento del reality show The Apprentice.

En aquel tiempo, Trump afirmaba que Melania y él eran tan compatibles que jamás habían tenido ni una discusión.

En enero del 2005, contrajeron matrimonio en una iglesia episcopal en Palm Beach, Florida. A la boda asistieron celebridades como Rudy Giulinai, Heidi Klum, P. Diddy, Shaquille O´Neal, Barbara Walters, Bill y Hillary Clinton (entonces senadora por el estado de Nueva York), Billy Joel, entre otros. Dicha boda recibió gran cobertura por parte de los medios de entretenimiento.

Casi un año más tarde nació su único hijo, Barron Willian, quien hoy día es el niño más joven en la Casa Blanca, después de John Kennedy Jr.

Trump fue oficializado en el 2016 como candidato presidencial por el partido republicano y Melania, contrario a lo ocurrido con las esposas de otros candidatos, prácticamente pasó desapercibida durante la campaña. Su sitio oficial de Internet fue redireccionado al sitio de su marido.

En julio de ese mismo año, Melania pronunció un discurso durante la convención republicana que fue duramente criticado, por contener frases copiadas de uno pronunciado en el 2008 por Michelle Obama.

Desde entonces, la figura de la supermodelo se ha visto ensombrecida, llena de controversia y se la puede observar insegura y hasta temerosa en el escenario.

Y estas actitudes de la actual primera dama de EE.UU. podrían ser un chisme de revista del corazón, de no ser por las acusaciones de misoginia y sexismo que pesan sobre Trump y que han levantado las alarmas entre las feministas y defensores de derechos civiles, provocando multitudinarias marchas a nivel mundial.

Su rostro tenso, durante la toma de posesión, llamó la atención quizá por parecer un augurio de lo que cabe esperar estos próximos años. La tensión provocada por las medidas que Trump ha comenzado a tomar, por otra parte, parece confirmar que sí hay de qué preocuparse.



RELACIONADOS