ACTUALIDAD

La expulsaron de su casa por su menstruación y falleció con sus hijos

10 enero, 2019 Mario Ramirez

Una madre nepalí y sus dos hijos fueron hallados muertos este miércoles por la mañana, después de haber sido exiliados de su hogar familiar como parte de una práctica criminalizada en las que mujeres y niñas deben dormir solas durante su ciclo menstrual.

En temperaturas invernales bajo cero, se cree que Amba Bohora, de 35 años, y sus hijos de 7 y 9, armaron una pequeña fogata dentro de una pequeña choza de madera cerca de su hogar en el oeste rural de Nepal. Por la mañana los tres estaban muertos.

«Se sospecha que murieron por inhalación de humo»,  informó Uddhab Singh Bhatt, el agente policial de mayor rango del área.

Bohora participaba del chhaupadi, una práctica común en el oeste del país en que las mujeres, consideradas impuras durante la menstruación, tienen prohibido tocar a otras personas, alimentos que otras personas pueden consumir, ganado e incluso libros.

Están confinadas a una estructura pequeña, llamada cabaña de menstruación, donde se espera que las ellas duerman todas las noches, incluso durante los inviernos del Himalaya.

La práctica ha dado lugar a una serie de muertes en los últimos años, por lo general por mordeduras de animales o inhalación de humo, sobre todo durante los fríos meses de invierno. La mayoría de las chozas no tiene ventilación, lo que hace que los incendios también sean un riesgo.

«Ella había encendido una fogata dentro del cobertizo para mantenerse caliente y parece que la manta se incendió mientras dormían, llenando de humo la habitación», dijo Bhatt.

Práctica obsoleta

El chhaupadi fue prohibido por el gobierno nepalí en 2017, pero la ley continúa siendo violada en algunas aldeas.

«Habíamos estado haciendo un buen progreso en nuestro distrito en términos de eliminar esta costumbre. De hecho, creímos que el chhaupadi ya no se practicaba en Bajura, y que todas las chozas habían sido destruidas», dijo Chetraj Baral, jefe del distrito de Bajura, donde ocurrió el incidente.

De acuerdo con la legislación, cualquier persona que se encuentre forzando a una mujer a ingresar a una cabaña menstrual será sentenciada a tres meses de prisión o una multa de US$30.

Los activistas creen que la formulación de una nueva ley no podrá terminar el ritual de siglos de antigüedad.

Dicen que la menstruación debe ser desestigmatizada en la sociedad, y que hombres y mujeres deben ser educados sobre los peligros potenciales de la tradición.

Las autoridades están considerando si acusar a la familia de Bohora según la ley de 2018, concluyó Baral.

Lee más: Mujer de 19 años captó a dos adolescentes para explotarlas sexualmente

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS