ACTUALIDAD

Miss Perú: mis medidas son 2,202 casos de femicidios

31 octubre, 2017 Agence France-Presse

«El 81% de agresores a niñas menores son cercanos a la familia», «una niña muere cada diez minutos producto de la explotación sexual», «más del 70% de mujeres en Perú es víctima de acoso callejero», fueron algunas de las cifras lanzadas por las participantes en lugar de sus medidas. Cada frase estremeció el Teatro Municipal de Lima.

Violencia contra la mujer

«Creo que el hecho de que mires a tu representante regional, a la reina de tu departamento dar cifras abiertas y reales sobre lo que sucede en nuestro país es alarmante», explicó la organizadora del concurso, Jessica Newton.

Según el Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Organización de Estados Americanos (OEA), Perú es el segundo país de Sudamérica con más casos de violaciones, detrás de Bolivia.

«Desgraciadamente, hay muchas mujeres que no conocen y piensan que son casos aislados y se han dado cuenta de que se tiene que hacer una reforma real en el país», agregó Newton, Miss Perú 1987.

En lo que va del año, además, se han registrado 82 feminicidios y 156 tentativas, según dijo a su turno la finalista Karen Cueto.

Y nadie se salva. Newton confiesa que de las 150 participantes que comenzaron el concurso, cinco habían sufrido violencia, «incluso violación por un conocido o por un familiar». 

Durante el concurso se emitieron noticias de hechos violentos ocurridos a mujeres. Foto: Difusión

Delito de femicidio

El jurado de Miss Perú, que tenía entre sus integrantes a una bailarina que sufrió una golpiza por parte de su pareja, también dejó de lado las clásicas preguntas a las participantes.

«Todos los días vemos en las noticias que más mujeres mueren en manos de sus parejas o sus exparejas ¿Si tuvieras la oportunidad de cambiar las leyes, cuál sería la adecuada para el delito de feminicidio?», fue una de las preguntas.

Andrea Moberg, representante de Loreto, aseguró que todos aquellos que violenten a una mujer deben recibir cadena perpetua, y exigió a la justicia mano dura.

Romina Lozano, representante de la provincia del Callao, aseguró que su plan «sería implementar una base de datos que contenga el nombre de cada agresor, no solo de feminicidio sino de cada cosa que hizo a una mujer. (Para) de esta manera poder protegernos». Ella fue quien finalmente se quedó con la corona.

«Ahora, desde que me pongo la corona, soy la voz de todas la mujeres que han sido maltratadas en el país», dijo Lozano.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS