Canal Antigua

Somos información

Misteriosa enfermedad de la piel ataca a tiburones

3 minutos de lectura

Biólogos marinos están investigando una misteriosa enfermedad de la piel que afecta a los tiburones de arrecife de punta blanca en Malasia. Algunos informes iniciales sugieren que el aumento de la temperatura del mar podría ser el culpable.

Los tiburones de arrecife de punta blanca, llamados así por las distintivas puntas blancas de sus aletas, se encuentran normalmente descansando en bancos alrededor de los arrecifes durante el día y son una atracción popular para los buceadores. Se activan por la noche para cazar peces pequeños y otros animales.

Las imágenes de uno de los tiburones con lo que parecían ser manchas y lesiones en la cabeza se volvieron virales en las redes sociales, en abril, después de ser tomadas por un fotógrafo submarino en el estado de Sabah, en la isla de Borneo.

Poco después, los buzos en la isla de Sipadan, un famoso destino de buceo cercano, y un equipo de expertos de la universidad del estado y grupos gubernamentales y de conservación comenzaron a ver la enfermedad de la piel en cada grupo de tiburones que encontraron.

Aumento de la temperatura y calentamiento global

Al intentar diagnosticar lo que podría estar causando la enfermedad, el equipo descubrió que la temperatura de la superficie del mar en Sipadan había aumentado a 29,5 grados centígrados, en mayo, un grado más alto que en 1985.

«Es casi seguro que podemos identificar el calentamiento del océano como un papel en lo que estamos viendo con los tiburones enfermizos en Sipadan», dijo Davies Austin Spiji, un biólogo marino sénior del grupo de conservación sin fines de lucro Reef Guardian, descartando factores humanos ya que Sipadan es un área marina protegida donde la pesca está estrictamente prohibida, y no hay asentamientos ni industrias cercanas.

Los avistamientos reportados coinciden con informes de blanqueamiento de corales en el área, según Mohamed Shariff Mohamed Din, profesor de Estudios de Veterinaria Acuática, de la Universiti Putra Malaysia.

«No podemos ignorar que se están produciendo cambios allí debido a las temperaturas más altas», dijo Mohamed Shariff.

Sin embargo, aún no se ha realizado un estudio científico completo.

En mayo, el equipo de investigación intentó, pero no pudo capturar algunos de los tiburones para obtener muestras para las pruebas, dijo Mabel Manjaji-Matsumoto, profesora principal del Instituto de Investigación Marina de Borneo de la Universiti Malaysia Sabah.

«Si podemos obtener muestras de tiburones, seguramente al menos podremos descubrir la causa patógena de las lesiones», dijo Manjaji-Matsumoto, y agregó que el equipo planea hacer otro intento en julio.

 

*Con información de CNÑ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *