ACTUALIDAD

Entrevista al mixólogo Luis Eduardo Rizzo Reynoso

19 agosto, 2018 Redaccion Contrapoder

¿Cómo decides incursionar en la mixología y cuál es, en esencia, esta profesión?

La cocina y la comida con las que crecí en mi familia me motivó a estudiar para chef profesional. Ingresé a un curso de cocina internacional, me gradué y estuve un tiempo trabajando como cocinero. Un día, un amigo me invitó a un bar en Antigua Guatemala y allí fue cuando me enamoré de esta profesión.  El estar detrás de la barra me hizo darme cuenta que ser bartender era lo que realmente quería y luego, al ver videos y conocer a más bartender de Guatemala, decidí estudiar y tomarlo como profesión.  Esta ocupación es, en esencia, crear experiencias para quienes  visitan el bar, brindar un servicio con el cual seas capaz de cambiar el estado de ánimo de un cliente a través del servicio y un buen coctel.

Mixólogo o bartender. ¿Es lo mismo o hay diferencias?

Los dos buscan brindar un excelente servicio y, sobre todo, crear nuevas experiencias por medio de un cóctel. Pero, a mi criterio, bartender es el proceso para llegar a convertirse en mixólogo, lo cual requiere de una memoria de sabores muy amplia, habilidad que logras desarrollar con los años y, a partir de esos archivos de sabores que has guardado, decides qué combinar y crear un excelente cóctel. Un bartender se guía con recetas básicas y crea variaciones de la misma,  de acuerdo con su estilo. Debes tener presente la constancia y trabajar todos los días para llegar a ser un mixólogo.        

¿Cuál consideras que es la clave para mezclar las bebidas y qué es lo que más le gusta a la gente?

Lo más importante es conocer a tu invitado y tratar de descifrar su paladar, aunque sea la primera vez que visita tu barra. Esto siempre va a ir de la mano del conocimiento que tengas sobre los ingredientes. pero, sobre todo, contar con los mejores productos.

No todos tienen el mismo paladar o los mismos gustos, aunque en los años que llevo detrás de la barra, me he dado cuenta que los guatemaltecos se inclinan más por bebidas vistosas y dulces.

¿Qué aspectos son los que te convierten en un mejor mixólogo?

Respeto, empatía y honestidad. El dar un servicio personalizado a cada invitado, brindarles experiencias en cada visita y cada día tratar de aprender sobre los productos que utilizas para crear nuevos cócteles e innovar en cada creación.

¿Cómo comenzaste a participar en estas competencias y cómo te sientes por haber logrado este importante reconocimiento?

En mi primer trabajo como bartender hace tres años conocí al ganador de la edición World Class Guatemala 2015 y ahí surgieron las ganas por querer saber más sobre esta competencia. Vi videos, me preparé y estuve en competencias nacionales esperando que World Class regresara a Guatemala. 

Finalmente, este año regresó y decidí competir. Al momento de ser nombrado el mejor bartender de Guatemala por World Class Guatemala 2018, mi nivel de estrés y ansiedad desaparecieron para llenarme de satisfacción y orgullo por ver cómo todo mi esfuerzo y apoyo que tenía habían dado fruto. Fue un año y medio muy intenso.

¿Cuáles son tus metas próximas?

A corto plazo, hacer un excelente papel representando a Guatemala en la competencia global World Class Berlin 2018 y, a mediano plazo, traer a Guatemala todo lo que haya podido aprender en Alemania, ya que mi sueño es crear una revolución de coctelería moderna en el país.

Si algún guatemalteco quiere  dedicarse a esta profesión, ¿dónde se aprende en Guatemala?

Hay varias escuelas que te pueden ayudar a formarte con conocimientos básicos como bartender: Intecap, Las Margaritas, Chef Center. Pero mi recomendación es no quedarse únicamente con el conocimiento teórico-práctico que puedan brindarte  estos centros educativos, sino  atreverte a practicar detrás de una barra, donde la mente se va a expandir de una manera que no imaginas. En un grupo de bartender estamos trabajando para formar una comunidad y hacer de esta una profesión muy prestigiosa en Guatemala.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS