ACTUALIDAD

Muerte de Lima: Tres meses de planeación y una carpintería falsa

3 agosto, 2017 Paolina Albani Diario Digital

La muerte de Byron Lima Oliva habría sido planeada y ejecutada por Marvin Marín Montiel, alias “El Taquero”, con quien el capitán tenía una disputa de poder sobre el control de la Granja Penal Pavón. Montiel por los negocios de venta de drogas y licor que mantenía en el penal, y Lima Oliva, para mantener su sistema de control sobre los reos y sus visitantes.

Según las investigaciones del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la planificación habría tomado casi tres meses a Montiel, quien utilizó el negocio de una carpintería para ingresar armas y explosivos para llevar a cabo la ejecución.

Amenazas y el reinado de Lima

El 18 de julio fueron asesinadas 14 personas. Foto Diario Digital

Las investigaciones revelan que desde el traslado de Lima Oliva a Pavón, en 2015, se registraron amenazas en contra suya.

Según lo descrito por las autoridades en noviembre de ese año, el Sistema Penitenciario (SP) recibió la llamada de un recluso quien advirtió que no estaba de acuerdo con el traslado y amenazó con matar a Lima Oliva si se llegaba a concretar el cambio de cárcel.

Pero el traslado se hizo. Lima se reunió con un grupo de “voceros” de Pavón y logró su aceptación, asimismo se autoproclamó como “vocero único” de los reclusos.

Foto: MP.

Pero eso no fue lo único que controló. El capitán habría empezado a cobrar comisiones o cuotas por el ingreso de personas, los derechos de visita, el de paso (para lo cual entregaba un carné que debía pagarse todos los meses), el uso de las bartolinas, la compra de licor y tabaco e incluso cuotas para permitir el ingreso de “visitas clandestinas”, dijo la Fiscal General, Thelma Aldana.

Las normas impuestas incomodaron a Montiel”, quien ya se había logrado posicionar con algo de poder gracias a la venta de licor y drogas dentro de la cárcel.

Lima sabía todo lo que pasaba en Pavón, pues su grupo de seguridad le comunicaba por radio cada movimiento que los reclusos daban, quién entraba y qué ingresaban.

Definió controles para las visitas de los reos, normas de qué bienes e insumos podían ser ingresados a prisión e incluso autorizó que las visitas del fin de semana fueran de todo el día.

Montiel no buscaba el control de la población sino un beneficio económico de la venta de drogas y otros ilícitos. Hizo un estudio de mercado y luego permitió el ingreso de droga de mayor calidad y le bajó el precio para darle mayor beneficio al intermediario”, contó Aldana.

Cinco testigos protegidos confirmaron que Montiel era quien manejaba el negocio de las drogas dentro del penal, alimentada por una estructura externa.

Una carpintería con un fin mortal

Foto: MP.

Montiel tenía un único negocio lícito. Una carpintería llamada “La Bendición”, que compró a Héctor Revolorio Ramos, también reo de Pavón. El negocio sirvió a Montiel como “fachada” para ingresar armas y municiones a la cárcel, de mayo a junio, mismas que se supone que fueron utilizadas el 18 de julio de 2016, en contra de Lima Oliva y su grupo, dijo Iván Velásquez, comisionado de la CICIG.

Velásquez relató que las tensiones entre Lima y Montiel aumentaron antes de julio por supuestos vejámenes que el excapitan hizo pasar a Montiel, a su grupo y a sus visitantes, quienes en ocasiones tuvieron que pasar registros “arbitrarios”, otras veces fueron encerrados.

Alejandra Reyes y Byron Lima. Foto: Santiago Billy/Diario Digital

La exconviviente de Lima Oliva, Alejandra Reyes, contó en calidad de testigo que en la fiesta de cumpleaños de su pareja, este ignoró a Montiel, lo que habría aumentado su enojo contra el militar.

 La Unidad de Análisis del Sistema Penitenciario (SP) ya había determinado que Lima Oliva corría riesgo dentro del penal y sugerían el traslado de los dos reclusos a otros centros. Estos informes fueron elaborados entre abril y mayo de 2016. Tanto el director del SP, Luis Carlos de León Zea; como el subdirector operativo, Basilio Hernández Guzmán; sabían de la situación pero no hicieron ningún cambio.

Foto: MP.

Desde la llegada de Lima a Pavón se le asignaron guardias para su seguridad personal, pero cuatro días antes de su asesinato, el subdirector operativo del SP la retiró.

Foto: MP.

Preparativos para el asesinato

El MP y la CICIG determinaron que la esposa de Montiel, Sara Elizabeth Cruz Mansilla, habría orquestado la compra de las armas y municiones que ingresaron al penal escondidos entre materiales de construcción entre sacos de cemento.

Solo el primer permiso para ingresar materiales fue auténtico y los siguientes fueron falsificados, por lo que “la estructura logró operar impunemente”, dijo Velásquez. Cruz Mansilla, junto a Alonzo Lara, Edgar Rolando Contreras y María Martha Patricia Castañeda, sobrina de Sandra Torres, habrían comprado las armas y explosivos e ingresaron a Pavón en un pick up blanco marca Ford.

Foto: MP.

Desprotegido, el grupo planificó que la matanza de Lima y su grupo sucediera en el sector de “La Sexta”. Moises Montenegro Cardona, fue el encomendado por El Taquero para matar al capitán. “Un tiro de gracia en la cabeza” le  habría ordenado porque conocía que este siempre llevaba chaleco antibalas.

El día de la matanza

Foto: MP.

El 18 de julio de 2016, entre las 7:00 y 8:00 horas, se reunieron los cuatro ejecutores para las últimas coordinaciones y la entrega de las armas. A las 9:00 horas les informaron que Lima “iba caminando sobre La Sexta con su seguridad”, y allí lo mataron.

Foto: MP.

Entre las 9:00 y 10:00 horas, los ejecutores se refugiaron en el “Sector Nueve”.

Mientras tanto, Montiel era custodiado por los otros reos en la bartolina de Byron Geovany Ortiz. Entre las 11:00 y 12:00 horas, antes de que las autoridades retomaran el control del lugar, guardaron las armas en un costal que  a la fecha no han sido encontradas.

Como resultado murieron 12 personas. Once del grupo de Lima y una más que se encontraba de visita en el penal, de nacionalidad argentina. Del grupo de Montiel murieron dos personas por heridas de arma blanca.

Foto: MP.

Por este caso, el Ministerio de Gobernación (Mingob) realizó:

  • 13 allanamientos,
  • 7 ordenes de aprehensión
  • 7 capturas
  • 10 citaciones para primera declaración


RELACIONADOS