ACTUALIDAD

"Nadie quiere migrar, esta situación jodida se llevó a mis patojos”

8 julio, 2017 Marcela Lopez Galvez

Bajo un cielo gris, delante de una puerta gris, en una ciudad gris, Felino García Sarmiento de 70 años espera en las afueras de la Fuerza Aérea Guatemalteca. Su hijo Elí García de 47, fue capturado hace  días en una redada en el desierto y hoy es una cifra mas de los guatemaltecos  deportados.

Don Felino decidió  pararse frente a la puerta de la Fuerza Aérea, para él “nadie quiere migrar, es esta situación jodida la que se llevó a mis patojos”.

Leer más: Migrantes retornados: sin becas, sin capacitaciones, sin oportunidades

Elí, es el mayor de cuatro hermanos, originario de Nueva Concepción, Escuintla, él y su hermano menor, cruzaron la frontera en busca de mejores oportunidades.

Migrantes a su regreso de Estados Unidos / Foto: Cortesía

Esta vez Elí no lo logró, salió de Guatemala el 16 de mayo y casi un mes después regresó de nuevo al país, posterior a una redada en la que fue capturado  en el desierto.

Leer más: “Nosotros somos el anzuelo, lo importante es la droga” Elí, uno de los migrantes retornados

Desde que terminó sexto primaria, Elí, empezó a trabajar en el campo con su papá al mismo tiempo que estudiaba.  Don Felino, indica que le pidió que abandonara temporalmente la escuela para  ayudar en casa, que cuando lograran salir regresaría a la escuela. Ese día nunca  llegó. 

Foto: AFP.

Don Felino ya no escucha en un oído  y cada día ve menos, sin embargo hoy trae en su mochila un poco de dinero que juntó entre su jubilación de los 18 años que laboró en la Guardia De Hacienda y una cosecha de maíz que logró sacar “bonita” antes de que llegara el invierno.

Su sonrisa está cansada, no ve a Elí desde hace un mes, y no supo de él sino hasta hace diez días. Mientras la lluvia cae y todos corren a resguardarse bajo un árbol, don Felino  con voz quebrada nos cuenta “yo vengo por mi hijo, mi hijo el migrante”.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS