ACTUALIDAD

El negocio donde florecen la muerte y la vida en Guatemala

20 julio, 2018 Carolina Hernández

Al suroccidente de Guatemala se ubican Tajumulco e Ixchiguán, dos municipios del departamento de San Marcos donde florecen la muerte y la vida.

Tres veces al año, los campos de esas localidades se tiñen de verde y rojo intenso.

A simple vista es un espectáculo hermoso, montañas florecientes llenas del rocío de la mañana.

Sin embargo, estas grandes extensiones de tierra resguardan cultivos de amapola, flor de la que se obtiene el principal ingrediente para la heroína.

Para ellos significa una oportunidad de vida

De acuerdo con el Mapa de Pobreza de 2011, los pobladores de Tajumulco e Ixchiguán tienen una calidad de vida muy baja, con serias limitaciones para acceder a servicios básicos.

Pese a que en el lugar los cultivos de papa son abundantes, no hay facilidades para transportar la cosecha.

Por ello, la siembra de amapola se ha convertido en un negocio familiar en la región.

Allí, desde los 8 años, los niños ya tienen que realizar tareas en esas siembras.

Las cosechas se realizan en enero y febrero, junio y julio, y noviembre y diciembre.

Esto no lo obtienen con la papa, que solo se siembra entre marzo y abril.

Arrasan con hectáreas donde florecen dinero e intereses

Cada año, la lucha de las autoridades para erradicar dicha actividad es intensa.

Esta semana, unos 800 agentes de la Policía Nacional Civil fueron designados para arrasar con los campos de amapola.

Específicamente, en 15 comunidades de ambos municipios.

Allí, durante tres días, los uniformados, machetes en mano descubrieron 324 campos cultivados.,

La cuenta llegó a 9 millones 647 mil 343 matas de amapola.

Según las autoridades, estaban valoradas en Q241 millones 183 mil 575.

Tal vez te interese: El nuevo “oro” que los traficantes buscan en los bosques de Guatemala

En 2017 hubo enfrentamientos en estas localidades por el cultivo de amapola.

El negocio de la muerte

De acuerdo con reportes oficiales, en 2016, en Estados Unidos murieron unas 35 mil personas por consumo de heroína.

Y las esperanza de que las cifras bajasen en 2017 no eran alentadoras, sino al contrario.

«La sobredosis de droga ya es la causa de muerte más común entre los estadounidenses menores de 50 años», dice Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre al Abuso de Drogas.

Se enviaron 800 agentes para destruir los campos de la flor. Foto: Mingob

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS