ACTUALIDAD

Negocios de Byron Lima: política, maquila, drogas y discoteca

4 agosto, 2017 Coralia Orantes Diario Digital

En el proceso judicial que se sigue por el asesinato de Byron Lima se dieron a conocer nuevos hallazgos a través de las declaraciones de Alejandra Reyes Ochoa, quien fuera su pareja y ahora es testigo en la investigación. Según ella, Lima hacía negocios no sólo con funcionarios de los penales y otros reos, sino también con políticos y  personajes como El Fantasma, Palidejo, El Taquero, Guayo Cano y narcos colombianos.

Una larga y detallada declaración se escuchó en la audiencia de primera declaración en el Juzgado A de Mayor Riesgo. Reyes dijo que a pesar de haber tenido una relación de 13 años con Lima, fue hasta el 2014 que se enteró de todas sus actividades. Luego de ser capturada por lavado de dinero, asegura que Lima le confesó todo.

Poder y negocios

Uno de los hechos que Reyes Ochoa corroboró es que Lima tuvo una estrecha relación con el Partido Patriota (PP) y en especial con Mauricio López Bonilla. “Cuando ganó el PP, López Bonilla le preguntó que qué quería y Byron escogió el Sistema Penitenciario (SP), en ese tiempo él tuvo mucho poder y dinero”, declaró Reyes.

Él (Lima) tenía el poder de hacer traslados y cuando llegaba una persona de otros centros, él le indicaba donde tenía que vivir. Cuando llegó en el 2014 a Mariscal Zavala, allí seguía teniendo poder”, aseguró Reyes Ochoa.

En las confesiones que Lima le hizo a Reyes, se incluye que Marlon Monroy, alias El Fantasma, le pagó US$30 mil para que matara a “un colombiano”. Sin embargo, según lo que le contó, él solamente fingió el asesinato y le mandó un video para probarlo, pero la prueba era falsa.

Marlon Monroy alias “El Fantasma”. Foto: Dafne Pérez – CP

En cuanto a Alejandro Jiménez, alias Palidejo, dijo que era su amigo. Sin embargo, Reyes dice haber leído un supuesto chat donde Jiménez aseguraba que Lima lo había estafado en un negocio.

La viuda también señaló que la relación de Lima con Marvin Montiel, alias El Taquero y quien supuestamente lo habría mandado a asesinar. Todo empezó cuando le prestó dinero para construir una habitación en el penal. Montiel luego le pagó con una camioneta que ella utilizó.

Según ella, Montiel y Lima eran amigos e incluso el capitán le llegó a deberle Q300 mil para pagar una casa y el servicio de unas “chicas”.

Foto: FabricioAlonzo/CanalAntigua

Acerca de Eduardo Villatoro Cano, alias Guayo Cano, un supuesto narcotraficante huehueteco, Reyes señala que cuando Lima ya estaba muerto le reclamó por US$35 mil que había pagado para hacer traslado que no se hizo.

El poder que tenía además le permitía a Lima Oliva ingresar a las cárceles electrodomésticos y todo lo que quería, sin la oposición de los directores, aseguró la viuda.

Gracias a esto pudo tener en el penal una tienda, una ferretería, un restaurante y una disco que ponía a funcionar los sábados. Los negocios ilícitos también estuvieron presentes pues ingresaba armas, vendía licor y drogas.

Dos hechos que llaman la atención

Un dato que dio a conocer Reyes acerca de la relación de Lima con el PP es que ayudó a perjudicar a otros partidos. “Una vez le pagaron para hacer el bloqueo a los del partido LIDER en la primera vuelta. Para quemar carros y que la gente no llegara a votar, le dieron Q350 mil. Sé que le pagó Mauricio López Bonilla por medio del hermano”, testificó ante la Fiscalía.

Byron Lima murió el 18 de julio en la Granja Pavón. Foto: Santiago Billy / Diario Digital

Además, confirmó que Joanna Birriel, la modelo argentina que fue asesinada junto a Lima el 18 de julio del 2016, mantendría una relación sentimental con el capitán. Birriel habría sido beneficiada con un apartamento cerca de donde vivía Reyes Ochoa. “Era su amante”, afirmó.

La Fiscalía Especial contra la Impunidad cuenta con 7 testigos, identificados como a, b, c, d, f, Alejandra Reyes y Sergio Marbero.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS