Niño muere con su perro al intentar escapar de incendios

0
607

Mientras los incendios forestales devastan Oregon, un niño y su perro murieron acurrucados dentro un automóvil, donde buscaron protegerse de las llamas.

Wyatt Tofte, un niño de 13 años, falleció este martes en los incendios forestales en el condado de Marion, Oregon, junto a su abuela de 71 años, Peggy Mosso, le dijo a CNN un portavoz de la familia.

Mosso fue encontrada sin vida en un automóvil que se incendió, mientras su hija Angela, también madre de Wyatt Tofte, permanecía cerca para intentar salvarla. Angela sobrevivió pero se encuentra en estado crítico. Su esposo y el padre de Tofte, Chris, también sobrevivió.

«Nuestra familia está devastada por la pérdida de nuestro bondadoso Wyatt, de 13 años, y su amada abuela Peggy en el Santiam Fire en la madrugada del 8 de septiembre», señaló un comunicado familiar.

«Tras una larga búsqueda, Wyatt fue encontrado en un auto con su perro en su regazo, pero, desafortunadamente, no pudo escapar del fuego. Angie está en condición crítica con quemaduras en todo el cuerpo», informó el comunicado. «Queremos agradecer a todo el personal de emergencia y a las personas que ayudaron en la búsqueda. Nuestra familia agradece el amor y el apoyo que hemos recibido de todos durante esta terrible tragedia».

Búsqueda en medio de los incendios

El diario Salem Statesman Journal informó sobre la búsqueda que hizo Chris Tofte de su esposa, hijo y suegra mientras los incendios ardían a su alrededor. El martes, encontró a su esposa con quemaduras graves, caminando por el sendero hacia su casa cuando regresó con un remolque prestado para recuperar sus pertenencias.

Al principio no la reconoció, le relató al periódico, y entonces le dijo a ella que estaba buscando a su esposa e hijo.

«Soy tu esposa», respondió Angela, según el Statesman Journal.

Wyatt Tofte estaba en un automóvil diferente, y la familia asume que corrió y se subió al vehículo pensando que estaría protegido de las llamas circundantes, explicó el portavoz de la familia.

«Wyatt, simplemente el niño más dulce; le encantaba pescar, jugar videojuegos, como muchos niños, simplemente un chico muy dulce y educado», dijo Susan Vaslev, portavoz de la familia.

Al menos cuatro personas murieron por los incendios en los estados de Oregon y Washington. Mientras los incendios forestales en California han matado al menos a 20 personas desde mediados de agosto.

En el sur de Oregon, los incendios han destruido las pequeñas ciudades de Phoenix y Talent, hogar de 11.000 personas juntas.

«Esta podría ser la mayor pérdida de vidas humanas y propiedades debido a incendios forestales en la historia de nuestro estado», dijo el miércoles la gobernadora de Oregon, Kate Brown.

 

*Con información de CNN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí