ACTUALIDAD

No rompas la dieta en la Semana Mayor, sigue estos consejos

13 abril, 2017 Redaccion Canal Antigua

Todos hemos estado allí, no hace mucho almorzaste y de repente sientes la necesidad de ir por un pequeño bocado. Es difícil descifrar si es hambre de verdad o si solo quieres ingerir algo porque estás aburrido.

Existen factores que pueden contribuir a esa necesidad que sientes de repente (algunos pueden sorprenderte). Hoy te ayudamos a diferenciar entre hambre y antojos, la próxima vez que pienses en ir por un bocadillo, recuerda los siguientes tips.

via GIPHY

1) Comienza con un plan

En primer lugar, ¿comes en el desayuno, almuerzo y cena?

Comer regularmente y apegarte a un plan de comida en un horario establecido hará que esos antojos sean menos frecuentes. Comienza un lunes y organiza comidas balanceadas y saludables para toda la semana.

via GIPHY

2) No pongas excusas

Algunas veces nuestros sentimientos y emociones pueden ir disfrazados de hambre. Comer porque estás aburrido o estresado es algo con lo que muchos nos relacionamos y que incluso nos puede llevar a un extremo que nos puede perjudicar.

via GIPHY

3) Mantén comida saludable a la mano

Es cierto, los bocadillos tienen mala fama pero es solo porque inicialmente corremos a consumir chucherías y snacks poco saludables. Si hablamos las cosas como son, es normal tener antojos. Consumir bocadillos durante el día no debe de ser algo que nos avergüence, solo asegúrate de elegir las opciones correctas, si solo tienes antojo de comida chatarra seguramente no es hambre de verdad.

via GIPHY

4) No olvides la hidratación

¿Cuándo fue la última vez que tomaste un vaso de agua? Si no consumes suficientes líquidos durante el día, tu sed se puede disfrazar de hambre. La próxima vez que tengas ese antojo, toma un vaso de agua y espera un par de minutos para ver si todavía sigues con hambre.

via GIPHY

5) Escríbelo

Mantener un diario de comida es más útil de lo que crees. Plasmar en papel las comidas que ingieres puede hacer énfasis en lo que ya has consumido y puede ayudarte a mantener un mejor control de lo que estás comiendo a diario. Podrás ver qué comiste y cuándo lo comiste. Puedes ir ajustando tu agenda para satisfacer los antojos que se te presenten.

via GIPHY

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS