ACTUALIDAD

El negocio de trabajar para el Organismo Judicial y ganar acorde con el pacto colectivo

11 julio, 2018 Isabel Soto

El Sindicato de Trabajadores del Organismo Judicial (OJ) intenta renegociar el pacto colectivo para aumentar salarios y pagos por concepto de bonos, pese a que cada mes reciben miles de quetzales, además de su sueldo.

Los cambios que pretenden los dirigentes del gremio, en el acuerdo vigente desde 2016, podrían implicar un incremento salarial de Q4,500 sobre el sueldo que reciben mensualmente, así como mejoras en diferentes bonos.

Rosario de prebendas económicas

Una investigación acerca de los beneficios que obtienen los más de 10 mil empleados de ese organismo del Estado reveló que la cantidad de bonificaciones individuales en favor de estos supera los Q18 mil anuales.

De acuerdo con el documento, cada mes los trabajadores de la entidad deben recibir un bono de Q1,200 y otro de Q250 por antigüedad.

Paralelamente, son beneficiados en septiembre con una bonificación anual del 5 % sobre su salario, la cual nunca debe ser inferior a Q200.

Como parte de los bonos extraordinarios -que no tiene relación con el bono 14 ni el aguinaldo y que se pagan además de estos-, los trabajadores del OJ reciben un bono por vacaciones de Q1 mil y otro de Semana Santa de Q3 mil.

El último es destinado a los empleados permanentes y a algunos por contrato.

En otras palabras, los empleados del OJ reciben cada año un total de Q18,850, además de su salario.

Pero como si no bastase, existen ciertos trabajadores con mayores privilegios. Entre ellos destaca el empleado judicial que estudia en la universidad.

Este recibe Q300 mensuales, y si está en fase de tesis se le otorgan Q2,500 más para la impresión de la misma.

También cabe destacar que el sindicato recibe Q12 mil en enero y una suma similar en octubre para actividades deportivas de sus afiliados, mientras que en noviembre se le asignan Q30 mil para la realización del convivio navideño.

Más beneficios del pacto colectivo 2016

Al unísono aparecen otros beneficios que no precisamente son económicos.

Uno de estos consiste en un fondo para préstamos que el OJ pone a disposición de los trabajadores, con el cual un empleado del sistema podrá adquirir una vivienda, con el organismo como mediador.

Y si no tienen vehículo, disponen de un servicio de transporte gratuito.

Asimismo, si el trabajador fallece, la familia recibe Q8 mil para gastos funerarios, aparte de un seguro de vida por Q100 mil para los beneficiarios registrados.

Insatisfacción en el gremio

De momento, estas son las ventajas financieras de que gozan los trabajadores del OJ, pero parecen ser insuficientes para quienes llevan las riendas del sindicato.

Según esa visión, insisten en reformar el pacto con las autoridades del organismo y aspiran a ver las mejoras en un plazo no mayor de tres meses.   

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS