ACTUALIDAD

¿Padeces de este mal? puedes prevenirlo y aliviarlo con estas técnicas

2 julio, 2019 Candy Grajeda

Ya sea por estrés, una mala postura u cualquier otro factor que propicie este mal, podría causar mucho dolor pero con estas técnicas puedes prevenirlo y aliviarlo.

Y cómo saber si sufres de este incómodo mal, que es el dolor muscular en el cuello o como otros lo conocen: una contractura.

Según algunos datos obtenidos, este dolor logra afectar a un aproximado del 70 por ciento de la población adulta.

Por lo general, este dolor se deriva por pequeños daños en las cervicales mismos que se ocasionan por trabajos muy pesados, malas posturas al sentarse o dormir.

Sin embargo, parte de ellos se pueden prevenir o aliviar con una serie de determinados ejercicios, aunque es importante recalcar que no hay nada como ir con un especialista.

Trapecio superior e inferior

Esto aplica principalmente a aquellas personas que pasan la mayor parte de su tiempo sentadas, por lo que se produce un desequilibrio en ambos trapecios.

Ya que el superior se sobrepone al inferior, y el dolor a la altura de la cintura y hombros es inevitable, haciendo incómodo el buen funcionamiento físico del cuerpo.

Es por ello que se recomienda hacer ejercicios de rectificación isométrica del trapecio inferior, no obstante, no son en definitiva la solución.

Ya que como dicen, es solo un «parche» contra el dolor, ya que si se mantiene la misma rutina de pasar mucho tiempo sentado y en mala postura, el alivio será momentáneo.

Rectificación cervical

Es ocasionada por la pérdida de la lordosis cervical, la cual hace que uno de los discos cervicales esté más pronunciado que otros, aunque no se puede afirmar que sea por una desviación.

Y su prominencia no es tan abultada como muchos creerían, ya que el dolor sería demasiado intenso por lo que sería imposible la realización de las actividades normales.

Los accidentes de automóvil o la cronificación de algunas posturas sobretodo en quienes pasan mucho tiempo sentados pueden detectarse por medio de una resonancia magnética.

Para ello, este ejercicio con el uso de una toalla puede ayudar en gran porcentaje a aliviar ese dolor cervical.

Masajes y estiramientos

Otros músculos implicados en las contracturas, son los escalenos que están conformados por tres partes que contribuyen al flexionamiento del cuello.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS