ACTUALIDAD

¿Qué es peor con el medio ambiente, el papel o el plástico?

23 julio, 2018 Marco Sajquin

Municipios del país han seguido la tendencia mundial de prohibir las bolsas plásticas para reducir el impacto ambiental, dando paso al papel como sustituto.

Sin embargo, surge la duda sobre si se reduce la contaminación al usar más las bolsas de  papel, una alternativa lógica.

Avanza ley

Actualmente, la ley marco para la Regulación, Uso y Comercialización de las Bolsas de Plástico, iniciativa 5196, avanza en el Congreso y ya pasó su segunda lectura.

Existen sectores que se oponen a la iniciativa, argumentando que se necesita mejorar una cultura de reciclaje en el país, y apostar a la educación.

Son al menos seis municipios del país los que ya han prohibido el uso de productos no reusables, con San Pedro La Laguna, Sololá, como el pionero.

Diferencias entre papel y plástico

Ante la alternativa del papel, ambos tienen efectos diferentes sobre el ambiente cuando son producidos.

Según un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) el papel, por un lado, se fabrica con la celulosa de los árboles, que puede ser reciclado.

Sin embargo, el algodón, cáñamo, lino o seda no son fuentes que se basten para satisfacer la demanda de papel, por lo que es necesario cortar árboles.

Así que fabricar papel causa deforestación, contaminación por combustibles fósiles y gasto de agua.

El plástico, por su lado, se fabrica de productos derivados del petróleo.

Una de las fracciones del petróleo es el etileno, del cual surge el polietileno, polímero que se utiliza en la fabricación de la mayoría de bolsas.

El destino de los dos es el mismo: reciclaje o basura. No obstante, el plástico puede reutilizarse más veces.

Mientras más papel se recicla, menor es el volumen de los rellenos sanitarios, lo que contribuye a la preservación del medioambiente, aunque también hay que tomar en cuenta la contaminación que implica producirlo.

En cuanto al plástico, su impacto ambiental proviene de un reciclaje limitado y el agua utilizada es menor.

Además, es menor el consumo de energía en su manufactura y transformación.

A menudo se encuentra plástico en el mar, pero esto no es culpa del material, sino de que no se deposita en su lugar.

En todo caso, la mejor alternativa es preferir bolsas o canastas reusables, y evitar el consumo de artículos desechables.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS