ACTUALIDAD

¡Para de sufrir! Dile adiós a la deudas con estos consejos

4 septiembre, 2017 Associated Press

La gran mayoría de los personas debe dinero. Esto no es necesariamente malo si la deuda es un instrumento para lograr fines específicos, como comprar una casa propia. Pero si pierdes el control, te puedes meter en problemas.

Tu deuda es un problema si no puedes pagar razonablemente tus gastos, ahorrar algo para el futuro y a la vez, seguir pagando la deuda. Tener demasiadas deudas no sólo limita tus opciones financieras sino que también te cuesta dinero porque baja tu puntaje de crédito. Como consecuencia, pagas más intereses en tus préstamos y tarjetas de crédito.

via GIPHY

Si los pagos de tus deudas (facturas médicas, cuentas de tarjetas de crédito, préstamos) son iguales que la mitad o más de tus ingresos, es probable que ha llegado la hora de tomar medidas para ponerse en buena forma financiera otra vez. He aquí como comenzar:

Toma el control

Antes de nada, debes evaluar honestamente tu situación y formular un plan antes de mandarle un centavo más a un acreedor.

Haz una lista de tus gastos mensuales y saca el balance de cada una de tus deudas. Mantén un récord del total de ambas cantidades: esto va a ser la base para determinar tu presupuesto mensual. Con las deudas, haz una lista con la cantidad que debes, el pago mínimo mensual y la tasa de interés de cada uno.

Foto Pixabay

Tienes que estar seguro de estar contemplando todas tus deudas, de todo tipo. Olvidar una deuda puede traerte problemas, si estás seguro que ya terminaste alguna no olvides pedir un finquito o un documento que te sirva de comprobante en donde conste que ya pagaste.

Recuerda que pueden haber errores en lo que te cobran, así que llevan muy bien tus cuentas y está atento ante cualquier cambio.

Fija las prioridades de tus deudas

Una vez que hayas establecido el alcance de tus deudas, traza el orden en el que deseas centrarse en ellos.

via GIPHY

Tu prioridad debe ser pagar las deudas de consumo como tarjetas de crédito, facturas médicas y préstamos personales. Después de eso es cuando debes considerar saldar cualquiera cuenta de cobro que tenga. A diferencia de cuando paga las deudas de consumo, cubrir las cuentas de cobro no mejorará tu puntaje de crédito.

Los préstamos estudiantiles, préstamos para comprar autos e hipotecas deberán ser los últimos en su lista, porque las tasas de intereses son típicamente razonables y, a menudo, fijas.

Evalúa tus recursos

Cuanto más puedas cortar tus gastos mensuales, más dinero tendrás disponible para pagar las deudas. Cada centavo extra que dedicas a tu deuda reducirá la cantidad total de interés que paga cada mes.

Busca maneras de reducir tus gastos. ¿Podrías ahorrar dinero preparando tu propio almuerzo para el trabajo en lugar de comprarlo? ¿Podrías reducir los costos de cable, teléfono e internet?

via GIPHY

Muchas veces hay maneras de reducir tus pagos sin arriesgar tu crédito. Mientras sales de tus deudas, usa servicios públicos de salud, transporte y hasta educación. También considera consolidar o refinanciar préstamos como los estudiantiles para bajar los pagos mensuales y liberar más dinero para pagar tu deuda de consumo.

También, compara opciones para consolidar tus deudas de tarjetas de crédito a unas tasas más bajas.

Después de hacer todo esto, combina tu lista de ingresos con tu lista de gastos para determinar tu presupuesto mensual y saber cuánto dinero te sobra para asignar a tus deudas. Ahora, determina cuánto tiempo te tomará pagar las deudas de consumo dados tus recursos y lo que debes.

Ahora a poner el plan en acción

Puedes salir más rápidamente de deudas pagando primero las que tienen la tasa de interés más alta. Si necesitas un impulso psicológico para empezar, paga primero el balance más bajo.

Foto Pixabay

Ya pagada una deuda, dirige tu dinero a la próxima. Con cada cuenta que saldes, la cantidad total de interés que pagas cada mes bajará y más dinero tendrás para las otras cuentas. Continúa así hasta que todas las deudas de consumo desaparezcan.

Pero el pago de deudas pendientes es solamente una parte de esta tarea. No puedes terminar en el mismo sitio otra vez. Eso quiere decir, mantén un presupuesto real que cubra tus cuentas actuales, pague deudas pendientes y ahorre algo para tu retiro.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS