ACTUALIDAD

Patrulla fronteriza hace simulacro frente a los migrantes

30 noviembre, 2018 Mario Ramirez

Miembros de la patrulla fronteriza estadounidense practicaron este viernes un simulacro frente al muro fronterizo con la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, ante los cientos de migrantes centroamericanos que buscan cruzar a diario hacia Estados Unidos.

Decenas de agentes a caballo y a pie utilizaron bombas de humo y portaron pistolas de balas de goma con las que amagaban disparar hacia la frontera sur, mientras eran observados por periodistas y un grupo de niños que viven en la zona de Anapra, frente al muro.

«Retírense, somos elementos de la patrulla fronteriza de los Estados Unidos y serán arrestados. Vamos a disparar objetos, aléjense de la cerca. Esta es una orden de evacuación, si no obedece será detenido», alertaron varias veces los agentes estadounidenses antes de comenzar sus entrenamientos.

Denisse Lincon, de la Patrulla Fronteriza, explicó que se trató de un simulacro «para probar nuestras fuerzas armadas y movibles, en caso de algún altercado o disturbio civil que ocurra tanto en la frontera, cerca o en los puentes».

Lincon dijo desconocer si parte de la caravana de migrantes centroamericanos que se encuentra actualmente en la ciudad de Tijuana tiene intención de cruzar por otros puntos fronterizos, pero aseguró que las autoridades encargadas de vigilar los limites entre México y Estados Unidos están organizando sus capacidades para reaccionar.

Todos los días se detiene a algún migrante

Ramiro Cordero, vocero de la Patrulla Fronteriza en el sector El Paso, aseguró a la AFP que todos los días detienen a migrantes que cruzan de manera ilegal a Estados Unidos por Ciudad Juárez, por lo cual buscan la máxima seguridad de la frontera con este tipo de prácticas y la coordinación con autoridades mexicanas.

«Estamos preparados para personas armadas, tenemos que estar preparados para todo tipo de contingencias  y de problemas que podamos tener», recalcó Cordero.

Las medidas de seguridad entre la frontera de Ciudad Juárez con El Paso, Texas, y Sunland Park, Nuevo México, comenzaron después del éxodo de las caravanas centroamericanas rumbo a Estados Unidos, y la presencia de centenares de familias migrantes que buscaron adelantarse en busca de asilo político.

Se trata del primer ejercicio de varios que se van a llevar a cabo en distintos puntos de la frontera entre ambos países.

El domingo pasado, unos 500 integrantes de la primera caravana trataron de cruzar por sorpresa desde Tijuana hacia EE.UU., pero fueron repelidos por autoridades de ese país con gases lacrimógenos y balas de goma.

Lee más: El sueño del migrante no era Estados Unidos, sino una vida mejor

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS