Canal Antigua

Somos información

Periodistas en México lamentan asesinatos de colegas y piden seguridad

2 minutos de lectura
Seres queridos y colegas lamentan la pérdida de otro periodista en México, después de que el reportero Armando Linares se convirtió el 15 de marzo pasado en el octavo comunicador asesinado en 2022.

VOA

Los miembros de los medios exigen justicia para Linares y otros como Herber López

Quien fue asesinado a tiros en el estado de Oaxaca, también en marzo, después de publicar un informe sobre corrupción y haber recibido amenazas durante varios años.

«Exigimos justicia a las agencias federales y estatales, porque nosotros los periodistas necesitamos tener las garantías para poder trabajar. Lo que le pasó a Heber y lo que le hicieron delante de su familia es muy complicado, porque él no se merecía esto y nosotros tampoco», dijo el periodista Antonio Villaseñor.

Linares recibió un disparo apenas seis semanas después de que su colega, Roberto Toledo, fuera asesinado. Sus muertes marcan un año violento para los medios de comunicación en México, con cuatro periodistas asesinados en enero, dos en febrero y dos en marzo.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), 34 periodistas mexicanos fueron asesinados por sus reportajes desde 2011 a 2021. La entidad destaca que casi todos los casos están sin resolver, por lo que resulta constante ver protestas en más de una docena de ciudades de México, pidiendo un fin de la violencia contra el gremio.

En Estados Unidos, los senadores Tim Kaine y Marco Rubio están instando al Departamento de Estado a trabajar estrechamente con el gobierno mexicano para garantizar que los medios de comunicación estén protegidos.

Pero en México el sentimiento es que no hay ayuda del Gobierno.

«A los periodistas nos gustaría encontrar en los gobiernos federal y estatal solidaridad con la prensa, pero vemos indiferencia y ataques directos en otros casos”, dijo el comunicador Jaime Guerrero.

Señaló que “parece que replicaran lo que hacen en las mañaneras las conferencias de prensa diarias del presidente Andrés Manuel López Obrador, que es procesar a periodistas críticos y esto parece replicarse en los estados”.

“Recordemos que detrás de una amenaza a un periodista siempre está la intención de atentar contra la libertad de expresión y en muchos casos conducen al asesinato de nuestros compañeros”, agregó.

López Obrador culpó en enero del derramamiento de sangre a la decadencia social y a las políticas equivocadas de su predecesor Enrique Peña Nieto, y los periodistas dicen que se sienten indefensos ante el aumento de la violencia y de participar en una profesión cada vez más peligrosa en México.

Fuente: VOA 

Lea También.