ACTUALIDAD

Atiende estas precauciones por ingreso al país de polvo del desierto del Sahara

28 junio, 2018 Marco Sajquin

Polvo del desierto de Sahara ingresa desde hoy al territorio nacional, informó el Instituto de Sismología, Vulcanología, Metereología e Hidrología (Insivumeh).

Las partículas pueden ocasionar problemas de salud, principalmente, en recién nacidos, menores de edad y mujeres embarazadas.

Además, adultos de la tercera edad, personas con enfermedades respiratorias y del corazón, personas susceptibles al material y quienes realizan actividades al aire libre.

Los polvos saharianos que llegan desde África contienen bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio y pesticidas que recogen al pasar por zonas deforestadas de los países subsaharianos que están intensamente afectados por el agotamiento de los bosques.

Las autoridades recomiendan tomar las siguientes precauciones:
1. Utilizar mascarilla o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
2. Utilizar gafas protectoras.
3. Si se siente cuerpos extraños en los ojos, lavárselos con agua y acudir a con el médico.
4. Al barrer, humedecer lugares que tengan acumulación de polvo.
5. Cubrir depósitos de agua para evitar su contaminación.

polvo
Foto/Conred

¿Por qué llega el polvo del Sahara a Centroamérica?

Este fenómeno que se presenta cada año ocurre cuando la arena del desierto del Sahara se levanta porque el aire cálido allí se encuentra con el aire más fresco de la región sur de desierto. Esas tormentas de arena hacen que ese eleven grandes cantidades de polvo y arena que se quedan flotando y logran viajar a distancias lejanas llegando a Europa y a América, según explicó la Organización Panamericana de la Salud (Paho) en su página web en un documento de 2015.

Una vez que ocurre una tormenta de polvo (que se diferencia de la de arena cuando el tamaño de la partícula es menor de cien micras) el elemento sube hasta alturas de 5 a 7 kilómetros y forma una masa de aire muy caliente, cuya humedad relativa es de apenas un 3 %, añade la Organización Mundial de la Salud.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS