ACTUALIDAD

¿Por qué tiembla tanto en Centroamérica?

22 junio, 2017 Redaccion Canal Antigua

El Triángulo Norte de Centroamérica integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador es una región sujeta a los temblores especialmente por las tres placas tectónicas: Caribe, la de Cocos y la de Norteamérica. Sismos que se generan cuando se presentan fenómenos de subducción, que se dan cuando una placa se mete por debajo de la otra.

Puedes leer: Sismo de 6.7 sacude el país con epicentro en Escuintla 

Frente a las costas de Guatemala, y de hecho de toda Centroamérica, interaccionan las placas del Caribe y de Cocos. Aparte de eso, en medio territorio guatemalteco interaccionan las placas del Caribe con la de Norteamérica. La interacción entre estas fallas es lo que hace que Guatemala sea propensa a eventos sísmicos», indicó Rodolfo Alvarado Sosa, sismólogo del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala (Insivumeh). 

Cinturón de Fuego del Pacífico

Los tres países están situados en lo que se denomina Cinturón de Fuego del Pacífico, que, según el Insivumeh, es el responsable de la formación de la Cadena Volcánica Centroamericana y de la actividad sísmica que se genera en la región.

«Normalmente el comportamiento de la actividad sísmica es que tienes un sismo de intensidad importante, y luego que se ha liberado esta energía comienza un proceso de acumulación de esfuerzos. Esto lleva hacia un estado en el cual en un tiempo dado la energía va a volver a liberarse y va nuevamente a sentirse un proceso de características similares al que ocurrió en tiempo pasado», indicó Douglas Hernández, sismólogo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador. 

Fallas geológicas

Las fallas geológicas son las manifestaciones en la superficie de las separaciones entre las placas. El roce o movimiento continuo de las fallas ocasionan los movimientos sísmicos.  Una de las fallas más importantes en Centroamérica es la de Motagua, cuya acción afecta a todo el Triángulo Norte.

«Originadas en la placa de Cocos, tenemos varias fallas que incluso se inician en Guatemala y cruzan el Atlántico, como la falla de Motagua, que nos ha dejado mucha sismicidad, incluso hasta enjambres sísmicos que tuvimos en el pasado», expuso Carlos Cordero del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Honduras.

 

*Con información de CNN

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS