ACTUALIDAD

¿Qué irá en ese cohete? Una "carga secreta" de EE.UU. partió en nave de SpaceX

1 mayo, 2017 Agence France-Presse

Un cohete de SpaceX despegó este lunes 1 de mayo hacia el espacio con una carga secreta del gobierno de Estados Unidos, conocida como NROL-76, con lo que la empresa privada estadounidense realizó su primer lanzamiento militar.

La carga de la National Reconnaissance Office, que realiza y opera satélites de espionaje para Estados Unidos, partió abordo del cohete Falcon 9 a las 7 de la mañana, hora local, informó la compañía.

Aproximadamente 10 minutos después de lanzamiento, la parte principal del cohete, que incluye los propulsores, retornó a tierra y aterrizó en la base de Cabo Cañaveral.

El lanzamiento transcurrió sin inconvenientes. El cohete trazó un enorme arco y aproximadamente dos minutos y medio más tarde la primera fase se desprendió del segmento que lleva la carga secreta.

 Joe Raedle/Getty Images/AFP
Joe Raedle/Getty Images/AFP

Carga secreta

El lanzamiento estaba planeado inicialmente para el domingo 30 de abril, pero fue pospuesto a último minuto debido a un problema en los sensores del cohete, indicó SpaceX. Poco se sabe de la carga. “Como un asunto de políticas y debido a su clasificación, NRO no provee información sobre nuestros contratos”, dijo una portavoz de SpaceX.

Solo fue posible saber que la carga es un “satélite”, sin otros detalles.

Hasta ahora, Estados Unidos había gastado miles de millones de dólares al año en la United Launch Alliance (ULA), una operación conjunta con los constructores de naves Boeing y Lockheed Martin para lanzar los satélites del gobierno.

En 2014, SpaceX criticó que la fuerza aérea estadounidense empleara solo ULA, argumentando que destinaba miles de millones de dólares a una sola compañía para los lanzamientos vinculados con la seguridad nacional.

SpaceX fue contratada para enviar el NROL-76 “después de una competencia”, señaló la portavoz de NRO, quien dijo no saber cuándo fue adjudicado el contrato.

La compañía hace lanzamientos regulares de naves no tripuladas hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) y desarrolla una capsula que podría llevar a personas a la órbita como pronto el próximo año.

No obstante, el lanzamiento de una carga militar secreta representa una nueva fase en contratos entre empresas privadas y el Pentágono. SpaceX tiene también contratos ya cerrados con la Fuerza Aérea estadounidense para lanzamiento y colocación de satélites de GPS en la órbita terrestre.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS