ACTUALIDAD

¿Se puede tener sexo después de un infarto?

17 octubre, 2018 Carolina Hernández

El miedo de sufrir un evento cardiovascular después de haber sufrido un infarto es algo muy frecuente y que puede generar ansiedad.

Un gran número de pacientes con afecciones cardíacas dejan de tener relaciones sexuales por el miedo de que se repita la experiencia coronaria.

Pero este problema no solo involucra al paciente afectado, sino también a su pareja, por lo que los especialistas recomiendan consultar al cardiólogo y a un terapeuta.

La posibilidad de sufrir angina de pecho durante las relaciones sexuales representa menos del 5 % del total de ataques anginosos, sobre todo en individuos sedentarios.

Mientras que el riesgo relativo de padecer un infarto se incrementa 2.7 veces respecto de períodos de actividad no sexual, y hasta 4.4 veces si la persona es sedentaria.

Es importante tener en cuenta que una relación sexual equivale a caminar enérgicamente o subir dos pisos por una escalera.

Es importante hablar con los especialistas

Existen muchos mitos alrededor de las personas con afecciones cardíacas y la sexualidad.

Por ello, es fundamental que los cardiólogos inviten al paciente a hablar sobre su sexualidad y respondan correctamente sus preguntas y las de su pareja.

Entre las principales afecciones cardíacas que afectan a la población se encuentran la cardiopatía izquémica, la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca.

Cada año, 17.5 millones de personas mueren en todo el mundo por enfermedades cardiovasculares, incluidas las enfermedades cardíacas y los infartos cerebrovasculares.

Si bien no existen edades determinadas donde la actividad sexual se limite por enfermedades cardiovasculares, los adultos mayores pueden tener más dificultades para la excitación y el orgasmo por razones médicas y/o emocionales, lo cual implica un esfuerzo superior con mayor demanda cardiovascular.

Es fundamental hablar sobre estos temas en ambientes de confianza con las parejas, en la intimidad.

En el ámbito de la salud, se recomienda conversar con los profesionales médicos, sexólogos y psicólogos que darán una información precisa, que despeje fantasías, o evaluarán una eventual condición o patología, como la depresión, que podría estar interfiriendo u obturando la posibilidad de ejercer una sexualidad satisfactoria.

Por si te interesa: Comer mucha zanahoria te puede poner de color naranja

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS