ACTUALIDAD

“No creo que salga de esta, pero si salgo voy a seguir matando mujeres”

10 octubre, 2018 Carolina Hernández

“No creo que salga de esta, pero si salgo voy a seguir matando mujeres”, se le escucha decir al “Monstruo de Ecatepec”, el asesino serial que fue capturado esta semana en México.

El caso ha conmocionado en el mundo debido a la frialdad y la forma en la que cometía los crímenes junto a su pareja.

Juan Carlos, como se ha identificado al asesino, y su conviviente Patricia, fueron capturados este lunes, mientras caminaban con un carruaje de bebé en el que llevaban partes de cuerpos humanos.

matando

Durante el primer interrogatorio que se le realizó, Juan Carlos dice que empezó a matar desde 2102.

Según él, en su lista de víctimas hay 20 mujeres, pero las autoridades creen que pueden ser más.

En un video difundido en redes sociales, se le oye decir que prefiere darle la carne de las mujeres a su perros, que permitir que le sigan robando oxígeno.

Además, expresa que odia a las mujeres, sus razones las justifica con el abuso sexual del que fue víctima cuando tenía 10 años y por un desamor.

De acuerdo con un examen psiquiátrico realizado a la pareja, Juan Carlos padece un trastorno mental de tipo psicótico, mientras que Patricia tiene un retraso mental desde su nacimiento.

Sin embargo, ambos tienen capacidad de distinguir entre el bien y el mal, por lo que se les considera legalmente responsables de sus actos.

Así obtenían a sus víctimas

Debido a sus condiciones mentales, Patricia se convirtió en la pareja perfecta para Juan Carlos, quien la manipulaba para cometer los crímenes.

La investigación que finalizó en estas capturas empezó debido a un aumento de desapariciones de mujeres en Ecatepec, un municipio marginado de México.

La zona específicamente era la de Jardines de Morelos, allí muchas adolescentes empezaron a desaparecer.

El común denominador era que todas se esfumaban luego de decir que irían a comprar ropa o bisutería.

Fue así como descubrieron que la pareja atraía a sus víctimas ofreciéndoles varios productos, entre ellos queso, ropa y joyas.

matando
Esta es la casa donde vivía la pareja, junto a sus hijos menores de edad.

Cuando lograban que llegaran a su casa las maniataban, algunas veces el asesino las abusaba sexualmente y luego las desmembraban.

Posteriormente las partes de los cuerpos eran metidas en un congelador, cubetas que rellenaban con cemento, cajas y bolsas plásticas.

De hecho las autoridades así encontraron a varias víctimas, que están por identificar.

Se está por determinar si es cierto que vendían los huesos de sus víctimas.

matando
Vecinos exigen justicia en Ecatepec.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS