ACTUALIDAD

«Si sobrevivió a este terremoto cuando estaba naciendo, va a superar todo en la vida»

20 septiembre, 2017 Josue Utrilla Diario Digital

Como un parto milagroso calificó Jessica Mendoza el nacimiento se su primogénito en las calles de Durango, luego de la tragedia del terremoto de 7.1 que se registró en México y que al menos ha dejado 225 muertos.

Pese a todo lo que ocurría a mi alrededor, seguí con mi alumbramiento. Me aislé por completo: no escuchaba nada. Solo recuerdo que estaba mi médico, las enfermeras, mi esposo y mi madre. Ellos abrían paso entre el caos para poder dar con un espacio seguro”, expresó Mendoza. 

Puedes leer: Así quedaron algunos edificios de México después el terremoto

De acuerdo al diario El País, la madre del bebé llevaba seis centímetros de dilatación cuando comenzó a temblar en el Sanatorio Durango, en la calle de la Roma Norte, la zona cero del terremoto que sacudió a la Ciudad de México. El equipo de médicos y enfermeros trasladaron a la mujer a la calle y mientras temblaba, salvaron la vida de ambos.

“Buscamos el lugar más idóneo y seguro donde simplemente no corría riesgo”, relató Amado Ortiz, el papa del bebé y quién ayudó a construir con sábanas un hospital improvisado. 

Fotografía: AFP

Gasas esterilizadas, unos guantes y un aparato para medir la frecuencia cardíaca, fue lo que utilizaron los médicos después de 20 minutos, donde madre e hijo fueron trasladados a una sala especial habilitada para pacientes que habían abandonado las habitaciones del centro hospitalario.

“Dentro de la gran tragedia que hemos vividos en la Ciudad de México, ha sido muy hermoso. Si Adolfo Añaki ha sobrevivido a este terremoto justo cuando estaba naciendo, va a superar todo en la vida”, expresó Ortiz. 

*Con información de El País y AFP

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS