ACTUALIDAD

Sigue estos consejos y ahorra en el supermercado

13 mayo, 2017 Redaccion Canal Antigua

Con la vida ajetreada de hoy, cuando las personas pasan casi todo el día fuera de casa, una opción para comprar lo que se necesita en casa es ir al supermercado. Estos no solamente tienen un amplio surtido sino que tienen horarios extendidos y ofrecen facturas, a diferencia de los mercados cantonales.

Sin embargo, también es un riesgo que terminemos gastando más de lo que deberíamos. Aquí te damos unos consejos que aplicados con constancia pueden ayuda a tu bolsillo.

via GIPHY

  • Sé fiel a un supermercado, mejor si está cerca de tu casa. Este es un consejo para muchos inútil, pero a la larga te dará beneficios pues podrás aprovechar todo lo que ofrezcan en cuando a fidelización de clientes. Si siempre estás cambiando, no te premiarán por tu preferencia.
  • Compra a domicilio. Lo que inviertes en el supermercado no solamente es lo que pagas en la caja. También hay que sumarle el tiempo y la gasolina pues a veces puede llevarnos horas llenar la carreta y otro buen rato en el tráfico. Mejor haz una llamada o manda un mail con tu lista de compra. Los negocios de este tipo están muy interesados en captar clientes por este “canal”, por lo que será probable que te den mejores precios o promociones.
  • Ten bastante espacio en tu alacena. En la mayoría de casos si compras varios productos a la vez o en una presentación más grande te ofrecen mejores precios. Así que te conviene tener dónde almacenar insumos no perecederos como sal, azúcar, conservas, curtidos y frutos secos. De igual manera productos de limpieza, baño y aseo personal.

via GIPHY

  • Cambia de hábitos. Ciertos comportamientos podrían no parecer de gran impacto pero cuando se repiten con regularidad van reportando resultados positivos. Cambiar a una marca más económica, comprar un doble litro en lugar de una botella pequeña, comprar la comida cruda y no preparada con el tiempo harán una diferencia. Además, es de aprovechar esos lugares donde te rebajan un porcentaje si llegas a cierta cantidad o si usas cierta tarjeta de crédito.
  • Lleva un buen inventario de lo que necesitas. La famosa lista de compras nunca debe faltar, pero para hacerla debes revisar las existencias de cada producto en tu despensa. Una vez en el supermercado debes apegarte a ella sin caer en deseos compulsivos. Esta planificación evitará el desperdicio pero también la falta de cosas cotidianas que nos podrían salir más caras en la tienda de la esquina.
  • Entre menos visitas mejor. Estos negocios tienen planes mercadológicos para que compremos más en cada visita. De esa cuenta, lo ideal ir cada semana o cada 15 días. Otra estrategia es, como ya dijimos, comprar en línea lo no perecedero y acudir solamente a comprar lo que sí debe estar fresco, como verduras, frutas, carne, pescado y pollo.
  • Enfócate y sé eficiente. Lleva suficiente tiempo pero no te entretengas viendo lo que no está en la lista. Procura llegar sin hambre y sin estrés, ir muy cansada también podría afectar tu eficiencia. Procura no ir con tus hijos, sobre todo si están pequeños, si un adulto te quiere acompañar que sea de ayuda.
Foto Pixabay
Foto Pixabay

 

*Con información de El País

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS