ACTUALIDAD

Si eres de los que comen sopas instantáneas, debes ver cómo se fabrican

sopas
18 octubre, 2018 Carolina Hernández

¿Quién no ha probado esas sopas instantáneas? Incluso hasta las personas que más se resisten a consumirlas, han caído en la tentación en algún momento.

Las opiniones sobre este bocadillo no son muy alentadoras, ya que se consideran malas para la salud si se consumen en exceso.

Sin embargo, debido a su bajo costo y a la rapidez con que se preparan, nos aventuramos a comer una o dos a la semana.

De acuerdo con nutricionistas, estas sopas no aportan nutrientes y están “atascadas” de sal.

Lo anterior puede ocasionar retención de líquidos y elevación de la presión sanguínea.

sopas

Sopas repletas de sodio

Debido a que todos los ingredientes están deshidratados, estos pierden su valor nutricional.

Además, para que los pequeños camarones, así como los trocitos de res y pollo se conserven mayor tiempo, deben estar rebozantes de sodio.

Es por eso que al final un vaso de sopa únicamente es mucha sal y un poco de azúcar.

Otro factor que afecta es el empaquetado y los ingredientes que dan sabor al caldo.

Finalmente, se convierten en bombas de contaminación debido al unicel, papel polyestrech, pegamentos y colorantes de sus empaques.

Por si te interesa: ¿Es mala el agua con gas? Te traemos algunos mitos y verdades

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS