Derretimiento del hielo revela restos de un escalador perdido en un glaciar hace 37 años