ACTUALIDAD

¿Te arrepentiste? Opciones por si ya no te gusta tu tatuaje

1 marzo, 2017 Anamaria Arroyo Diario Digital

Todos nos vemos en este tipo de situaciones. Tenemos una inspiración de último momento y de repente estamos haciendo algo de lo que nos arrepentiremos más tarde en nuestra vida. Podría ser un corte de pelo poco favorecedor, comprar algo que no necesitas o algo más permanente como un tatuaje. Malo, feo o simplemente ya no es para ti

Esa libélula pudo tener un gran significado cuando te la hiciste a los 18, o esa calavera que te hizo tu amigo cuando pasó por su etapa de tatuador ya no te parece graciosa. O bien, por ahorrar un poco aceptaste hacerte un tatuaje de Q50 con un tatuador que sospechosamente olía a licor.

No importa el motivo, levantarte cada mañana a ver esta mancha de tinta en tu piel puede no ser tan agradable. Tienes opciones y traemos algunas de ellas.

Recurre al láser

Con un par de sesiones puedes remover el tatuaje que tenías. No se borra de un solo, sino que va poco a poco, hasta que se borra completamente. El láser atraviesa la piel y destruye los pigmentos. Puedes quedarte con tu piel renovada o hacerte un nuevo tatuaje encima.

En Guatemala puedes encontrar varios lugares donde hacerte este procedimiento, entre ellos están Dermalaser en zona 14 y Lasermed en zona 15. Aunque no es barato, es una buena opción para que no te quede cicatriz donde antes había un dragón.

Un cover-up

El cover-up es un tipo de tatuaje que se hace sobre otro. Ve con un artista con experiencia en estos tatuajes y así encontrar el mejor diseño para ese tatuaje, saber cómo integrarlo al nuevo diseño o cómo complementarlo para hacerlo algo nuevo.

Cúbrelo con maquillaje

No se trata solo de ponerle corrector encima. Necesitas neutralizar el color del tatuaje antes y luego ya puedes cubrirlo con una base de cobertura completa. Mira los pasos en este video.

Ten cuidado.

Usar ácido tricloroacético o la abrasión con sal son métodos tradicionalmente usados para removerlos en casa, pero pueden acarrear infecciones y ser dolorosos. Lo mejor es consultar con un dermatólogo antes de hacerlo.

Si todo lo demás falla, aprende a vivir con él. Es parte de tu historia.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS