ACTUALIDAD

¿Tienes problemas de disfunción eréctil?, tu corazón podría ser la razón

28 mayo, 2017 Redaccion Canal Antigua

Se conoce que tarde o temprano el desempeño sexual masculino decae y uno de los principales padecimientos es la disfunción eréctil o impotencia, un problema que no es tan simple, pues podría ser un síntoma de algo mortal. Aquí te sacamos de dudas.

Un problema básico

La impotencia se produce cuando un hombre no consigue o puede mantener una erección, y afecta entre el 12 y el 18.9 por ciento de los adultos entre 25 y 70 años. Sus causas pueden ser físicas y psicológicas, y por lo general, las personas evitan acudir con el médico por vergüenza o temor.

“El gran problema es que en promedio, un hombre tarda 6 años en ir a consulta por este padecimiento, ya que aún existe el tabú y la vergüenza asociada con tener este problema”, explica el urólogo Edison de León.

El tratamiento más utilizado

Según el sitio especializado tenemosunaedad.com el primer paso es detectar las causas que producen la disfunción eréctil, que incluso pueden ser otros fármacos que el paciente ya puede estar tomando. Sin decir que pueden existir efectos secundarios muy críticos si el paciente se medica sin acompañamiento de un doctor.

via GIPHY

El tratamiento más común es el oral con “inhibidores de la fosfodiesterasa – 5”, que básicamente, facilitan la dilatación de las arterias, lo cual aumenta la entrada de sangre al pene facilitando la erección. Pero siempre, luego de un estímulo sexual.

Te podría interesar:  ¿Te preocupa tu altura horizontal? Resuelve tus dudas

El corazón tiene la palabra

Ante todo, es necesario acudir con un médico especializado para saber cuál es el tratamiento que se debe llevar en cada caso. En ese sentido, a decir de de León, la disfunción eréctil es definida como un “síntoma” de otro padecimiento.

“El viagra u otros fármacos pueden solucionarlo pero no atacan la causa, que puede ser diversa, desde sicológica hasta relacionada con la diabetes o problemas cardiovasculares”, detalla.

via GIPHY

Tal es su complejidad, que diversos expertos de cardiología en el mundo, han declarado a la disfunción eréctil como una señal de una cardiopatía o enfermedad del corazón, tal como señala el sitio mayoclinic.com.

Coincide el urólogo costarricense, José Ardón, pues el enfoque para abordar el padecimiento ha cambiado. “El exceso de azúcar, los triglicéridos y la presión alta dañan las arterias del cuerpo, lo cual repercute con más fuerza en el pene, pues es un órgano con conductos más delgados”, explica.

En todo caso, a decir de Ardón, actualmente a la impotencia se le conoce como “un estado inicial de una enfermedad cardiovascular”, asociado a que cada persona lleva un tratamiento específico, pues no es lo mismo tratar a una persona de la tercera edad que a un joven.

via GIPHY

“El paciente debe de tomar conciencia de que muy probablemente, tiene problemas con sus arterias, y seguir un tratamiento con este sentido”, añade Ardón.

Desde inyecciones en el pene, dispositivos de vacío, el tratamiento hormonal y psicológico, ondas de choque y hasta la cirugía, son algunas de las soluciones.

Cuidado con las medicinas dudosas

El Viagra, la famosa pastilla azul que no es más que una composición mejorada del Sildenafil, el más común de los fármacos contra la impotencia, ha tenido muchos mitos desde que apareció en 1998.

Se debe tener cuidado con las medicinas que se adquieren. Foto/Pixabay.
Se debe tener cuidado con las medicinas que se adquieren. Foto/Pixabay.

Entre los principales, el doctor Adrián Sapetti, cita los siguientes:

No es un afrodisíaco, pues solo funciona con excitación de por medio.

No es nocivo para todo hipertenso, pues solo quienes llevan un tratamiento de anginas de pecho o insuficiencias cardíacas, deben evitarlo.

No es adictivo y no causa la muerte si se toma cada 24 horas.

También existe el Tadalafil (mucho más caro) y el Vardenafilo entre otros medicamentos.

“Hay copias reales, pero se debe cuidar los detalles ya que en el mercado circulan muchas medicinas de mala calidad”, apunta de León.

La ciencia ahora estudia la firmeza de la erección, la cual se asocia a la autoestima de la persona. Foto/ cortesía Pfizer.
La ciencia ahora estudia la firmeza de la erección, la cual se asocia a la autoestima de la persona en su vida sexual. Foto/ cortesía Pfizer.

Pero si eres de los que prefieren lo natural, también puedes probar con el gingko biloba y las vitaminas E y D, entre otras. “Los tratamientos naturales sirven más cuando el síntoma tiene un trasfondo sicológico, pues sirven como un efecto placebo”, finaliza de León.



RELACIONADOS