ACTUALIDAD

Tony Vásquez: Arte que documenta su época

21 octubre, 2017 Roxana Orantes

La obra de Tony Vásquez-Figueroa está construida alrededor de su patria Venezuela, donde el petróleo ha sido la constante en todos los momentos de la vida política, económica y hasta doméstica. Por ello, es la temática recurrente en la obra de este artista, que presenta su exposición Crudo/Archivo en la galería de la Fundación Rozas-Botrán, hasta el 30 de octubre.

Vásquez-Figueroa es un artista venezolano que tiene a su país como tema central de su obra. Pero no son paisajes, flora, fauna y rostros característicos de Venezuela los elementos que resaltan en los trabajos de este artista, sino una diversidad de objetos que narran la crítica situación bajo la dictadura de Nicolás Maduro.

Según cuenta, hace unos cuarenta años Venezuela era el país más próspero del continente. El auge del petróleo tenía un efecto de mucho bienestar y el desarrollo en todas las áreas era parte de la vida de los venezolanos.

Esto comenzó a modificarse durante el gobierno de Hugo Chávez. En Venezuela, narra, se vive una “situación bizarra y surreal”, por lo que decidió exiliarse en 2010, cuando el régimen chavista ordenó cerrar el canal televisivo Globovisión. “Fue mi límite. Me había dicho que cuando comenzaran a clausurar medios de comunicación sería el momento de partir. Mi hermana se fue cuando intervinieron los colegios privados y comenzaron a adoctrinar a los niños”.

En 1997 se fue a Cuba, donde estudió cine en la Escuela de San Antonio de los Baños en La Habana. Gabriel García Márquez dirigía esa escuela e impartía algunos cursos. Elegí ese país por el idioma y porque era menos oneroso que estudiar cine en cualquier otro sitio. “Llegué en el período especial, donde proliferaban jineteros y jineteras”. 

Después de una temporada, comenzó a estudiar artes plásticas y se inscribió en la Academia de San Alejandro, la institución de su tipo más antigua del continente y donde aprendió a experimentar con diferentes materiales, debido a la escasez. Entre estos materiales estaba el chapapote, un derivado del petróleo que llegó a ser crucial en el desenvolvimiento de su obra.

Aunque su idea era terminar los estudios en San Alejandro y seguirlos en la Escuela Superior de Arte en Cuba, por casualidad encontró en una revista el anuncio del New York Studio School y obtuvo una beca en ese establecimiento.  Actualmente, radica en Estados Unidos.

tony vasquez
Foto: Jorge López/Contrapoder

Su producción artística

Sobre su obra, comenta: “Mi trabajo tiene que ver con Venezuela.  Inicié mi vida profesional en la industria publicitaria, cuando la globalización comenzaba a cambiar los conceptos publicitarios”.

Una de las series de este artista visual se titula In the Land y constituye una narrativa sobre la construcción de la imagen de Venezuela a través de anuncios publicitarios estadounidenses a lo largo de la historia. Con una pieza de esta serie resultó galardonado en uno de los concursos de la Fundación Rozas-Botrán.

“Son avisos publicitarios que recolecté a lo largo de tres o cuatro años. Investigué a todos los anuncios publicitarios de Estados Unidos que hablaban de Venezuela. Qué discursos usaban los publicistas estadounidenses para hablar de Venezuela y explicar qué era mi país. Como publicista, me interesaba. Esos anuncios son una cosa hermosa. Empecé a copiarlos a lápiz para tratar de entender y encontré cosas  bellísimas, como la época de Mad Men, la serie estadounidense sobre la publicidad en los años sesenta, y los americanos comprando frutas a los indígenas venezolanos. En uno de estos dibujos aparece la montaña donde yo crecí. Atrás está la autopista. La idea de la modernidad forzada de Venezuela,  gracias al petróleo. La modernidad estaba en la capital y los campos petroleros. El resto era monte y culebras, como decimos nosotros”, explica.

También notó la identidad un poco forzada que se comienza a crear en torno a la mujer venezolana: “incluso ahora somos una factoría de la industria de las misses y a pesar de la situación hay una necesidad y una psicología”, afirma.

tony vasquez
Foto: Jorge López/Contrapoder

Petróleo y objetos que hablan

Crudo/Archivo es el título de la muestra que reúne piezas creadas por Tony Vásquez-Figueroa. Se trata de objetos fabricados con un derivado del petróleo similar al chapapote, o con este último, que muestran la diversidad de productos que no se encuentran actualmente en Venezuela.

Desde latas de alimentos, productos de higiene y belleza hasta gasolina, el artista realizó los moldes que luego cubrió con el derivado de petróleo e insertó en cubos translúcidos. Su objetivo es claro: mostrar la incidencia de ese hidrocarburo en todos los momentos de la vida venezolana. Y así es como va mostrando la realidad de su país, de manera sencilla, pero a la vez complicada.

También puedes leer: Con color y arte renuevan el parque San Sebastián

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS