ACTUALIDAD

El Transurbano, un proyecto para defraudar al Estado por US$35 millones

13 febrero, 2018 Evelyn Ruano Diario Digital

Funcionarios del gobierno de Álvaro Colom defraudaron al Estado al evitar procedimientos de ley para aprobar, con la mayor premura, el acuerdo gubernativo 103-2009, y otorgar US$35 millones a la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos (AEAU), para la implementación del sistema prepago del Transurbano, reveló la investigación.

El proceso del fraude

Antes de finalizar su gestión, la cual fue sustituida por la AEAU, la Comisión de Modernización del Transporte Público creada en 2005 por Oscar Berger tenía la facultad de tomar decisiones en la materia; entre ellas, otorgar subsidio a empresas de transporte. No obstante, según la investigación, también movilizó votantes y dinero para partidos políticos que competirían en las elecciones de 2007; sobre todo, para la UNE.

En 2009, ya con Colom en el poder, la AEAU acaparó el proceso para financiar el sistema prepago, y después de un convenio con una firma brasileña, que el Ministerio Público denomina “Empresa 1”, creó cuatro entidades anónimas para captar los recursos del proyecto. Los mismos representantes de las empresas eran integrantes de la AEAU y de la Comisión, en un inicio.

Aldana y Velásquez durante la conferencia de prensa. Foto/ Fabricio Alonzo.

El 3 de abril de 2009, el entonces ministro de Finanzas Públicas, Juan Alberto Fuentes Knight, envió el proyecto del referido acuerdo gubernativo para que el Estado otorgara US$35 millones a favor de la AEAU. Tres días más tarde, el 6 de abril, el mismo fue aprobado sin la firma del vicepresidente Rafael Espada.

“La consagración del todo mecanismo de fraude”, como adujo el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez, es el acuerdo gubernativo, el cual fue aprobado luego de que los funcionarios hoy capturados evitaran la injerencia de actores y procedimientos legales establecidos, con el fin de acelerar el traslado de los fondos a la AEAU.

Entre los procesos obviados, uno de ellos fue que el proyecto nunca se remitió a la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia para su evaluación; además, la Municipalidad de Guatemala tampoco ejerció su papel rector del transporte público.

Por su parte, la Procuraduría General de la Nación no emitió su visto bueno sobre el proyecto; en todo caso, no existió un estudio sobre el alcance, costo y necesidad del sistema prepago, ni análisis financiero para constatar si la AEAU tenía la capacidad de implementar el sistema. Tampoco existió licitación, sino que el proyecto se otorgó directamente a la Asociación.

En cuanto a los exfuncionarios involucrados, el extitular de Finanzas Fuentes Knight, según subrayó la fiscal general Thelma Aldana, preparó el proyecto del acuerdo gubernativo y lo firmó, “aun sabiendo que era fraudulento”. A ello se suma que los integrantes del Gabinete no fueron convocados a un consejo de ministros por el expresidente Álvaro Colom, sino que firmaron individualmente el acuerdo.

Luis Gómez, precursor del sistema prepago y de quien se desconoce su paradero, fue el representante legal de una de las compañías creadas para agenciarse los recursos, Expansión Corporativa Milleniun.

Entre los supuestos favorecidos por el fraude se encuentran Javier Arzú Tinoco y Gustavo Alejos, ex secretario Privado de la Presidencia, quien recibió un monto de la empresa All Mercantilia, a la cual se le compró el sistema prepago.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS