ACTUALIDAD

Trump no quería ser presidente y no disfrutó la toma de posesión

4 enero, 2018 Evelyn Ruano Diario Digital

Donald Trump no quería ser presidente. La noche electoral, el millonario magnate vivió horrorizado cómo avanzaba el recuento mientras Melania lloraba, y no de alegría. Ésta es una de las sorprendentes revelaciones que aparecen en el libro «Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump» de la periodista Michael Wolff, en la se revela como vivió su victoria electoral, su toma de posesión y su primer año en la Casa Blanca.

Aunque el libro no saldrá a la venta sino hasta la próxima semana, partes de este libro ya están causando un gran impacto, lo que llevó al presidente a criticar a su exestratega Steve Bannon.

La Casa Blanca dio a conocer  la declaración de 266 palabras del presidente atacando a Bannon después de que se conocieran citas de él en el libro de Wolff, diciendo que la reunión entre una abogada rusa y el hijo mayor del presidente, su yerno Jared Kushner y el entonces presidente de la campaña Paul Manafort fue «antipatriótica» y una «traición».

Hay muchísimas más noticias en el fragmento adaptado del libro de Wolff que la revista New York publicó este miércoles, aquí los más importantes.

1. “Esto es más grande de lo que jamás había soñado”, le dijo Trump al jefe de Fox News, Roger Ailes, una semana antes de la elección. “No pienso en perder porque no es una derrota. Hemos ganado totalmente”.

2 . “El candidato y sus más principales lugartenientes creyeron que podrían tener todos los beneficios de casi volverse presidente sin tener que cambiar su comportamiento o su visión del mundo por un momento”.

3. “Hubo, por el espacio de un poco más de una hora, en la observación enojada de Steve Bannon, un desconcertado Trump transformándose en un incrédulo Trump y luego en un horrorizado Trump. Pero aún estaba por venir la transformación final: de repente, Donald Trump se volvió un hombre que creía que él merecía ser, y era totalmente capaz de ser, el presidente de Estados Unidos”.

Fotografia: AFP

4. “Esto era una versión de la vida real de The Producers de Mel Brook, donde el resultado equivocado que todos en el círculo cercano de Trump esperaban —que perdería las elecciones— terminó por exponerlos por lo que realmente eran».

5. “Vamos a inundar la zona para que tengamos a cada miembro del gabinete los próximos siete días en sus audiencias de confirmación”, dijo Bannon sobre los negocios y el ejército, en un estilo de 1950 de gabinete.

6. “Trump no disfrutó su propia toma de posesión. Estaba enojado porque las estrellas de nivel A habían despreciado el evento, estaba enojado con el alojamiento en la Blair House y estaba peleando visiblemente con su esposa, quien parecía estar a punto de llorar. Durante todo el día tuvo lo que muchos llamaron su cara de golf: enojado y disgustado, con los hombros encorvados, con los brazos balanceándose, con el ceño y los labios fruncidos”.

El ex estratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon escucha hablar al presidente Donald Trump durante una reunión en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca en Washington, el 31 de enero de 2017. (Crédito: AP Photo/Evan Vucci)

 7. “¿Bannon?”, dijo el presidente, exaltándose por lo que dijo su yerno. “Esa no fue idea de Bannon. Esa fue mi idea. Es el método Trump, no el método Bannon”.

8. «Entre ellos (Ivanka Trump y Jared Kushner) habían hecho un trato serio: si alguna vez en el futuro se presentaba la oportunidad, ella sería la que se postularía a la presidencia. La mujer presidenta, no sería Hillary Clinton, sería Ivanka Trump” (hija del mandatario).

9. “(Trump) no podía conversar realmente, no en el sentido de compartir información, o tener una conversación balanceada y equilibrada. Tampoco escuchó particularmente lo que se dijo o consideró lo que respondió. Él exigía que le prestaras atención y luego decidía que eras débil por arrastrarte”.

10. “Si (Trump) no tenía su cena de las 6:30 con Steve Bannon, entonces, más acorde a sus gustos, estaba en cama con una hamburguesa con queso, mirando sus tres pantallas y haciendo llamadas telefónicas –el teléfono era su verdadero punto de contacto con el mundo– a un pequeño grupo de amigos, que trazaban sus niveles de agitación ascendentes y descendentes durante toda la noche y luego comparaba las notas entre ellos”.

Para escribir la obra, el periodista se ha basado en entrevistas con 200 personas del gabinete de Trump así como con funcionarios que han estado al lado del presidente en los casi 12 meses que lleva en el cargo.

Con información de CNN

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS