ACTUALIDAD

Trump sabía que su consejero tuvo pláticas no autorizadas con Rusia

14 febrero, 2017 Agence France-Presse

El gobierno del presidente Donald Trump busca este martes 14 de febrero salir del temporal de su primera crisis ante la intempestiva renuncia de su consejero de Seguridad Nacional, menos de un mes después de haber asumido la Casa Blanca.

El general retirado Michael Flynn presentó su carta de renuncia para tratar de apaciguar una espectacular crisis derivada de una conversación que mantuvo en diciembre pasado con un diplomático ruso.

En esa conversación Flynn conversó con el embajador ruso en Washington sobre las sanciones que Washington aplicaría contra Rusia, pero no informó adecuadamente del diálogo a Trump ni al vicepresidente Mike Pence. En su carta de renuncia, Flynn apuntó que transmitió “sin querer al vicepresidente electo y a otros información incompleta sobre sus conversaciones telefónicas con el embajador de Rusia” en Washington, Sergei Kislyak.

De inmediato, Trump nombró otro general retirado, Joseph Kellogg, para ocupar interinamente el puesto de consejero de Seguridad Nacional, añadió la Casa Blanca. Kellogg es uno de los tres favoritos para quedarse de forma definitiva con el cargo. Los otros dos son el vicealmirante Robert Harward, un excomandante adjunto del Comando Central estadounidense, y el general retirado David Petraeus, exdirector de la CIA.

Crisis puertas adentro

El presidente de la Cámara de Representantes (cámara baja del Congreso), Paul Ryan, dijo que Flynn renunció porque Trump se lo exigió.

“No podemos tener un consejero de Seguridad Nacional que da informaciones incompletas al vicepresidente y a otros. Por eso pienso que el presidente hizo lo correcto al pedirle la renuncia”, apuntó.

En tanto, el Comité Nacional del partido Demócrata afirmó en una declaración que “Flynn se fue, pero el problema no. La evidencia sugiere que Flynn actuó para minar las sanciones impuestas a Rusia”.

Pese a la salida de Flynn de la escena, la crisis permanece ya que no queda claro si Trump supo o no que su consejero había hablado de las sanciones a Rusia antes que el nuevo gobierno asumiera.

De acuerdo con reportes de la prensa local, fuentes del Departamento de Justicia habían informado a la Casa Blanca hace más de una semana sobre el contenido de ese contacto. Por ello, la Casa Blanca ahora debe responder a la pregunta de porqué tardó tanto en tomar una medida contra Flynn.

Contener las filtraciones

El hecho de que Flynn y Kislyak hablaron sobre las sanciones fue divulgado por los periódicos -The Washington Post y The New York Times- pero en la capital estadounidense nadie duda de que la información se filtró desde el interior de la Casa Blanca.

En un mensaje en Twitter, Trump criticó este lunes las “filtraciones ilegales” de su casa de gobierno.

“La verdadera historia acá es porqué hay tantas filtraciones ilegales en Washington. ¿Estas filtraciones ocurrirán cuando yo tenga que tratar con Corea del Norte?”, escribió el mandatario.

Todo el escándalo que condujo a la caída de Flynn y la crisis surgida de esa situación ocurre en un contexto en que las relaciones de Washington y Moscú están en el centro de la polémica.

Cuando Flynn habló con Kislyak, el presidente Obama preparaba la aplicación de sanciones contra cinco funcionarios rusos y había determinado la expulsión de 35 diplomáticos de territorio estadounidense.

En ese momento, Washington acusaba directamente a Rusia de injerencia en las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Puedes leer: Informe revela que Putin ayudó a Trump a ganar las elecciones

En Moscú, en tanto, el portavoz del Kremlin se mostró cauto al ser consultado sobre la renuncia de Flynn y la crisis en que dejó al gobierno de Trump.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS