Un flamenco aprovechó una ráfaga de viento para escaparse del zoológico durante la cuarentena

0
211

Parado en la vereda, mira con atención a su alrededor: es un mundo nuevo. Segundos después, aletea y cruza la calle, desapareciendo de la escena.

Un flamenco aprovechó el impulso de una ráfaga de viento para escaparse de un zoológico de Inglaterra, durante la cuarentena por coronavirus, y sorprendió a los vecinos de la zona.

El curioso hecho ocurrió el 14 de abril en la ciudad de Dudley. Una usuaria de Facebook, Kayleigh Pritchard, quien vive en la zona, compartió la secuencia. «Incluso el flamenco está cansado del aislamiento«, escribió bromeando la joven en la publicación que se volvió viral.

En sus redes sociales, el zoológico de Dudley confirmó que el animal fue recuperado.

«¡Uno de nuestros flamencos no se apegó al mensaje ‘Mantenete a salvo, quedate en casa’ y decidió hacer ejercicio en Castle Hill! Nuestros guardianes llegaron a la escena en minutos y devolvieron a salvo al flamenco a su recinto, donde ahora está de nuevo autoaislado», escribieron desde el establecimiento.

Posteo. El aviso del zoológico. (Foto: captura).

Posteo. El aviso del zoológico. (Foto: captura).

El diario británico Metro.co.uk compartió un comunicado del zoológico ampliando lo sucedido: «Durante la tarde del martes 14 de abril, los flamencos estaban en su recinto cuando el tiempo se volvió repentinamente tempestuoso y una ráfaga de viento sacó a uno de ellos del lugar. Gracias a una llamada telefónica de alguien, los cuidadores localizaron rápidamente al pájaro y después de un rápido chequeo de salud fue devuelto ileso al resto de la bandada».

Además, aclararon: «Cuando el flamenco fue localizado, estaba en el césped del zoológico y sólo más tarde nos enteramos de que había cruzado el camino de Castle Hill antes de regresar a casa por su propia cuenta. Nos complace confirmar que el flamenco no sufrió heridas y que está felizmente desayunando esta mañana».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí