ACTUALIDAD

Una telenovela llamada “La Patrona”

4 junio, 2017 Byron Mazariegos

Capítulo 1:

El asesinato, una forma común de arreglar diferencias.

Carlos David Chajón Reyes, entró al restaurante Mágico Salvadoreño No.2, en el barrio San Miguel, Taxisco, Santa Rosa. Tres empleadas lo observaron, buscó a su víctima y le disparó a la cabeza. Alfonso Mejía Estrada, cayó abatido, su victimario salió y escapó en un vehículo.  Su muerte fue planificada por Marixa Lemus Pérez, La Patrona….su esposa. Una mujer desafiante, autoritaria, cruel. Así la definen las autoridades.

Capítulo 2

De comerciante a líder delictiva

La crueldad al asesinar a sus víctimas es probablemente una de las características de la estructura que lideraba Marixa Ethelinda Lemus Pérez. Esta mujer nació en Moyuta, Jutiapa, el 28 de mayo de 1970. Fue recapturada tres días antes de su cumpleaños número 47.  Antes de enfrentar a la justicia era conocida como comerciante y había sido candidata a la alcaldía de su pueblo natal por la coalición UNE-GANA. Deseaba sustituir a su hermana Mayra Verónica Lemus, quien había sido asesinada en un restaurante en Jutiapa, por un grupo de sicarios luego de un mitin. Antes de que ella se postulara, en esa lucha política murió también su hija en un atentado contra Magno, su hermano mayor, quien sobrevivió, pero a quien el corazón le jugó una mala pasada tiempo después y murió de un infarto cuando era alcalde.

Capítulo 3

Protagonista de dos fugas

El historial de fugas protagonizados por la Patrona, comenzó poco más de un año después de la sentencia. El 20 de mayo de 2016 escapó de la cárcel de Santa Teresa, pero la Policía la localizó en un barranco y debió volver a la cárcel. Fue trasladada a la prisión de la Brigada Mariscal Zavala de donde escapó el 11 de mayo pasado. Los focos apuntan en varios sentido, por un lado se sospecha que salió vestida de guardia de presidios, por otro que recibió la ayuda de uno o dos de sus abogados.

Si quiere más detalles sobre este personaje, no se pierda el reportaje que le presenta revista ContraPoder en su edición 206.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS